17° GUATEMALA
28/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

En cuatro meses han combatido 158 incendios forestales y estos son sus efectos

Juan Diego Godoy
20 de febrero, 2018

Las autoridades de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) informaron que a partir de noviembre 2017 hasta febrero de 2018, fueron combatidos 158 incendios en áreas forestales y no forestales en todo el país.

El portavoz de Conred, David de León, aseguró que su trabajo se ha centrado en 20 de los 22 departamentos  y que los incendios afectaron 725,02 hectáreas del país.

Los departamentos que más incendios forestales y no forestales han registrado son:

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER
  1. Guatemala, con 34
  2. Sololá, con 27
  3. Jutiapa, con 16
  4. Quetzaltenango, con 15
  5. Sacatepéquez, con 9
  6. Chimaltenango, con 8
  7. Quiché, con 8

Problemas para la salud

La exposición constante a los efectos tóxicos del humo causados por un incendio forestal puede causar problemas de salud, en especial en personas que tienen problemas en los pulmones y en los ojos.

“Las partículas de mayor diámetro suspendidas en la atmósfera quedan atrapadas en el material mucoso del aparato respiratorio, o bien inducen el reflejo de tos y se eliminan con cierta facilidad.

En cambio, las partículas de pequeño tamaño son capaces de llegar a lugares más profundos del aparato respiratorio y ahí producir alteraciones de mayor consideración, e incluso inducir procesos de tipo asmático o agravar el asma bronquial preexistente en algunas personas”, explicó Alfredo Feria Velásco posdoctor en Neuropatología Toxicológica Experimental por la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, Boston, a CNN.


Incendios: repercusiones ecológicas

Un incendio forestal tiene efectos negativos en la ecología. Estas son algunas de las consecuencias negativas posteriores a un incendio:

  • Destrucción de biodiversidad: Las especies animales propias de estas zonas boscosas dejan paso a otras adaptadas a espacios más abiertos. Éstas escapan y se asientan en otras zonas alteran el equilibrio de su nuevo hogar.
  • Desertificación: La tierra queda casi estéril y limita la re colonización de las plantas. El suelo se vuelve más impermeable e impide la penetración del agua en su interior así como el incremento de la erosión y la pérdida del suelo fértil.
  • Daño atmosférico: como efecto derivado de la combustión de las masas forestales, diversas partículas y gases, como el dióxido de carbono (CO2), acaban también en la atmósfera.

La recuperación de los bosques afectados, si es que se consigue, puede llevar décadas.


Recomendaciones

Emilio Rodríguez, técnico superior en Emergencias en Seguridad Laboral y Rescate, egresado de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Guadalajara, recomienda cubrirse la boca y nariz con alguna prenda húmeda (toalla, camiseta) para evitar la inhalación de humo cuando se está en el área de un incendio.

“Lo más importante para evitar los incendios forestales es no dejar material abrasador generados por fogatas o cigarrillos. Evitar el utilizar vehículos de todo terreno, cuatrimotos o motocross que afectan a la fauna y erosionan los suelos del lugar”, dijo el experto a CNN.

Conred ha difundido en sus redes sociales importante información para los guatemaltecos. “Sí observas que en un área de bosque hay personas manipulando o provocando un incendio comunícate de inmediato con las autoridades de tu localidad o al 119 de Conred donde funciona el Centro Nacional de Monitoreo de Incendios Forestales (CENMIF)“, dicen en las publicaciones.


  • No te pierdas
SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER