Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

¿Y si me hubiera casado antes de los 18 años?

Redacción
06 de marzo, 2018

Podría ser su hija, hermana, sobrina o vecina menor de edad porque en Guatemala el 30% de las niñas se casa antes de los 18 años. La simple idea de un matrimonio a temprana edad asombraría a muchos. Sin embargo, este escenario no es inusual en todos los rincones del país.

Con la conmemoración del día internacional de la mujer el 8 de marzo, estaremos tocando los temas sobre los que deberíamos reflexionar en esta fecha.

¿Qué pasa con las niñas en Guatemala?

1 de cada 3 niñas ve interrumpida su educación y desarrollo porque contrae matrimonio a temprana edad. Esto según los registros de la entidad global, Girls not Brides, que se encarga de unir esfuerzos para erradicar el matrimonio infantil alrededor del mundo.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La edad legal para casarse en este país es de 18 años. Pero muchas niñas se ven obligadas a contraer matrimonio mientras aún son adolescentes, o peor aún, niñas. Según Girls not Brides, al estudiar el caso particular de Guatemala, las condiciones principales para que esto ocurra son las costumbres, pobreza, discriminación de género y falta de acceso a la educación.

Reunidas estas condiciones, las niñas guatemaltecas se quedan sin oportunidades para salir adelante. Su único recurso es casarse y esperar a que su esposo les provea.

Como consecuencia de esta distorsión en nuestras sociedad, según UNICEF, las niñas dejan de asistir a la escuela y pierden la oportunidad de optar a mejores condiciones de vida a través de empleo. Pero la historia de ellas no termina allí.

No solo es el matrimonio, es lo que viene después

Una vez se han casado, las condiciones de pobreza de las jóvenes se mantienen porque se ven obligadas a convertirse en madres rápidamente. Sin embargo, tener hijos a una temprana edad también tiene consecuencias en el tema de salud. Por ejemplo, la mortalidad materna. Cabe mencionar que Guatemala tiene una de las tasas más altas de la región.

No solamente impacta el número de embarazos que se registra en adolescentes, sino que como consecuencia de su temprana edad y del mal acceso a la salud que hay en el país, muchas ponen su vida en riesgo. En tan solo cinco años, casi cuatrocientas niñas fallecieron durante el parto.

También es un problema latinoamericano

No solo Guatemala tiene estas alarmantes cifras. No sorprende ver los números que compartimos con países vecinos en cuanto a menores de dieciocho años que han contraído matrimonio:

  • Nicaragua 41%
  • Brasil 36%
  • República Dominicana 36%
  • Honduras 34%
  • México 26%

Latinoamérica es la única región en el mundo donde el matrimonio infantil no va en declive. No se ha observado un cambio significativo en los últimos treinta años. -Girls not Brides

Las condiciones de pobreza y falta de acceso a la educación siguen siendo detonadores para que la región mantenga números que nos alertan de la realidad que viven nuestras sociedades. Por esa razón, en el día de la mujer reconozcamos los desafíos que aún enfrentan nuestras niñas y adolescentes para salir adelante.