Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

La historia de Niccolo, el bebé que depende de un seguro médico para vivir

Ana González
06 de diciembre, 2019

Niccolo Sandoval Schutt, es un bebé de apenas un año. A su corta edad ha tenido que enfrentar varias batallas para aferrarse a la vida.

Padece de un tipo de hipertensión pulmonar severa. Una enfermedad poco común que solo afecta a 1 mil 500 personas en el mundo.

Sus padres no solo han tenido que aprender a sobrellevar su enfermedad. También deben batallar con la aseguradora transnacional BMI Seguros de Guatemala, que no quiere asumir los costos médicos del menor.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Niccolo nació el 16 de noviembre de 2018. Cuatro días después, se solicita por escrito al agente de la aseguradora la adhesión por inclusión de Niccolo a la póliza de su madre, según sus familiares.

La aseguradora, con sede en Florida, EE. UU., y representación en Guatemala, había retirado la cobertura de la póliza médica al niño luego de que, según la firma, se incumplió una parte del contrato.

La enfermedad del menor requiere atención médica cuyos gastos son elevados y no pueden ser cubiertos por sus padres.

La aseguradora argumentó que la terminación anticipada del contrato se debió a que se omitió información en cuanto a que el pequeño “había sido hospitalizado antes de haber sido presentada la solicitud de la póliza”.

La versión de la familia es otra. Aseguran que la aseguradora estaba al tanto del historial y tomó esa decisión por la fuerte inversión que se requiere para atender la enfermedad de Niccolo.

El 23 de mayo del 2019 la madre de Niccolo inicia las gestiones para informar a la aseguradora de la necesidad de buscar asistencia médica en un hospital de Texas, EE.UU., por recomendación de su médico en Guatemala. Esta es la segunda vez que la aseguradora conoce el expediente médico completo del menor.

El 12 de agosto del 2019 la madre recibe comunicación donde le informan que la póliza ha sido cancelada, aduciendo omisión de información.

En entrevista con el programa Con Criterio, Adolph Schutt, mandatario judicial de su hermana, Carol Schutt, mamá del niño, calificó de “indignante” la postura de la aseguradora al señalar que se “omitió información”.

“El 18 de marzo de 2019 Niccolo ingresó en el hospital por una diarrea y fiebre. En ese momento el hospital -El Pilar- directamente envía a la aseguradora el informe médico completo: “Un documento de 37 páginas del cual hubo confirmación de recibido. Que hoy digan que se omitió información es indignante”, dijo Schutt.

  • Deberías leer:

Juzgado ampara a bebé guatemalteco frente a gigante de los seguros

La batalla legal de los padres de Niccolo

Pese a que la aseguradora tiene su sede en EE.UU. optó por litigar en Guatemala.

Se presume que su decisión tenía una razón. Si litigaban en Guatemala y “salían librados”, no podrían ser juzgados en EE. UU., ya que no pueden ser juzgados dos veces por la misma falta.

Pero las cosas no salieron como esperaban, un juzgado amparó a la familia de Niccolo y con ello se aseguró que el menor, quien se encuentra hospitalizado en EE.UU., reciba atención.

Fue por ese fallo que el bebé pudo ser trasplantado y tener los cuidados médicos que su condición requiere.

Sin embargo, la aseguradora no se quedó de brazos cruzados y accionó ante la Corte de Constitucionalidad.

“BMI Guatemala S.A., solicitó en la Corte de Constitucionalidad la nulidad de la totalidad de la sentencia de amparo emitida el 18 de noviembre de 2019 por el Juzgado Quinto de Primera Instancia del Ramo Civil del Departamento de Guatemala”, indica un comunicado de la empresa.

Y mientras el problema legal se resuelve, hay una verdad que no se puede negar. Si Niccolo pierde la asistencia médica, morirá.