Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Bloqueos en Guatemala: Militares retirados amenazan con salir a las calles durante tres días

Los veteranos siguen inconformes con el decreto 51-2022 que establece el pago de Q36 mil para quienes prestaron servicio durante el conflicto armado interno.

Foto de archivo de uno de los bloqueos realizados por militares retirados.
Ana González
22 de marzo, 2023

Un grupo de militares retirados amenazó con salir a las calles durante tres días para mostrar su rechazo al decreto 51-2022 que establece el pago de Q36 mil a todos los veteranos que prestaron servicio militar, toda vez cumplan con participar en un proyecto ambiental.

No es la primera vez que los veteranos amenazan con bloqueos. El 7 de marzo del 2023 fue la novena vez que salieron a protestar. En esa ocasión, bloquearon cuatro carreteras y puntos fronterizos del país, según reportes que brindaron autoridades del Ministerio de Comunicaciones.

Los inconformes insisten en rechazar la ley vigente y en su lugar piden que se apruebe la propuesta de Q120 mil.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Según una carta enviada a Gobernación Departamental las protestas serán los días 22, 23 y 24 de marzo y serán a nivel nacional.

Puntos anunciados para bloqueos en Guatemala

  • Aeropuerto Internacional La Aurora
  • Aeropuerto San José, Escuintla
  • Aeropuerto Santa Elena, en Petén
  • Aduana Puerto Barrios 
  • Aduana La Mesilla
  • Aduana Gracias a Dios 
  • El Ceibo
  • El Naranjo, Petén
  • Frontera Tecún Umán 
  • Frontera El Carmen 
  • El Florido, Chiquimula
  • Rio Hondo, Zacapa
  • La Fragua
  • Mayelas
  • Machaquilá
  • Sayaxché 
  • Las Trampas
  • Monumento al Migrante, entre otros puntos. 

Sobre el decreto aprobado

El 13 de octubre de 2022, 81 diputados, aliados del oficialismo, aprobaron la Ley Temporal de Desarrollo Integral que establece el pago de Q36 mil dólares a los exmiembros de las fuerzas armadas a cambio de su participación en programas de reforestación.

La aprobación de esta ley causó rechazo entre los dirigentes de los veteranos militares, pues consideran que no cumple con sus expectativas ya que beneficia a más de 300 mil personas que, según ellos, no pertenecen a ningún asociación.