16° GUATEMALA
29/11/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Cáncer de mama una amenaza a prevenir

Octubre es el mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Mama en el mundo, un buen momento para difundir la importancia de la detección temprana de esta enfermedad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 4 millones de personas fueron diagnosticadas de cáncer en 2020 y 1,4 millones murieron por esta enfermedad. 

La OMS también agrega que, aproximadamente, el 57% de los nuevos casos de cáncer y el 47% de las muertes ocurren en personas de 69 años de edad o más jóvenes, cuando se encuentran en lo mejor de sus vidas.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Cáncer de mama la primera causa de muerte en mujeres

Entre las mujeres, los tipos de cáncer con mayor incidencia son: mama (25,4%), pulmón (8,5%), colorrectal (7,9%), tiroides (5 %) y cervicouterino (3,8%)

Los tipos de cáncer diagnosticados con mayor frecuencia entre los hombres son: próstata (21,7%), pulmón (8,9%), colorrectal (7,8%), vejiga (4,5%) y melanoma de la piel (3,4%). 

Entre mujeres y hombres, el cáncer como enfermedad, se posiciona como la segunda causa de muerte, sólo por detrás de las enfermedades coronarias.

Importancia de la detección

La mayoría de las pautas para la detección del cáncer de mama recomiendan que las mujeres se realicen un examen de rutina a partir de los 40, o antes. La Dra. Deborah Rhodes, especialista en medicina interna de la Clínica de Diagnóstico Mamario de Mayo Clinic en Guatemala, afirma que las mujeres de todas las edades deben estar atentas a posibles cambios en sus mamas.

Conocimiento sobre las mamas

La Dra. Rhodes sostiene que las mujeres jóvenes, incluso aquellas sin antecedentes familiares de cáncer de mama, nunca deben ignorar los cambios en la apariencia o al tacto de sus mamas, entre ellos:

  • Un bulto o engrosamiento de la mama que se siente diferente del tejido circundante.
  • Un cambio en el tamaño, la forma o la apariencia de la mama.
  • Cambios en la piel.
  • Un pezón invertido que antes no lo estaba.
  • Secreción sanguinolenta del pezón.
  • Exfoliación, formación de costras o descamación del área pigmentada de la piel que rodea el pezón (la areola) o la piel de la mama.
  • Enrojecimiento o textura de la piel de la mama similar a la cáscara de una naranja.
  • Un bulto o engrosamiento de la mama que se siente diferente del tejido circundante.
  • Un cambio en el tamaño, la forma o la apariencia de la mama.
  • Cambios en la piel.
  • Un pezón invertido que antes no lo estaba.
  • Secreción sanguinolenta del pezón.
  • Exfoliación, formación de costras o descamación del área pigmentada de la piel que rodea el pezón (la areola) o la piel de la mama.
  • Enrojecimiento o textura de la piel de la mama similar a la cáscara de una naranja.