Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Retrato de una madre médico: María José Lorenesi y el arte de balancear sus dos mundos

María José combina la excelencia en su carrera con el amor incondicional de madre, demostrando que es posible alcanzar el equilibrio entre la profesión y la familia.

Alicia Utrera
10 de mayo, 2024

El sol apenas comienza a salir en el horizonte y María José Lorenesi ya está preparando su día. Médico especializada en medicina estética, María José es un ejemplo de que es posible armonizar la exigente vida profesional con el cálido rol de madre.

“Empecé en el campo de la medicina con un sueño: aliviar el dolor, inicialmente como anestesióloga”, detalló María José. Sin embargo, su trayectoria tomó un giro diferente hacia la dermatología y posteriormente, la medicina estética. “Fue la combinación perfecta entre mi pasión por la medicina y mi deseo de interactuar más con los pacientes”, explicó.

Pero la vida de María José no solo se define por su carrera. Madre dedicada, ha sabido equilibrar su profesión con su rol familiar, adaptando sus horarios y compromisos para asegurarse de estar presente en los momentos más importantes de sus hijos. “Cuando eran más pequeños, trabajaba medio tiempo. Ahora que han crecido, puedo dedicar más horas a la clínica, pero siempre manteniendo a mi familia como prioridad”.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

 

 

Protección y Equilibrio: La Dualidad de María José Lorenesi

Su práctica médica es un reflejo de su maternidad: protectora y siempre buscando el bienestar de sus pacientes. “Nunca realizaría un procedimiento que no considero necesario, así como protejo a mis hijos, protejo a mis pacientes”, afirma con convicción.

El desafío de balancear ambos mundos no ha sido menor. Recuerda una anécdota donde tuvo que manejar una emergencia familiar mientras atendía una clínica llena de pacientes. “Es un desafío constante, pero lo enfrentamos con la misma dedicación y amor que cualquier aspecto de nuestras vidas”, señaló.

A las madres que dudan entre seguir una carrera y la maternidad, María José les ofrece un consejo:  “Encuentren su pasión y síganla. Solo así se sentirán realizadas y felices, tanto en su rol profesional como maternal”.

Los hijos de María José son sus mayores admiradores, y no es para menos. Están orgullosos de su madre, quien no solo les ha mostrado la importancia de la disciplina y la honestidad, sino que también les ha dejado un legado de amor y perseverancia. “Ellos ven en mí a alguien que les ha enseñado, con el ejemplo, a enfrentar la vida con responsabilidad y amor”, dijo. 

Al final del día, María José describe a su madre, y en extensión a sí misma, con una sola palabra: amor. Un amor incondicional que ella espera transmitir a sus hijos, y que, sin duda, es la esencia de su éxito tanto en lo profesional como en lo personal.

 

Retrato de una madre médico: María José Lorenesi y el arte de balancear sus dos mundos

María José combina la excelencia en su carrera con el amor incondicional de madre, demostrando que es posible alcanzar el equilibrio entre la profesión y la familia.

Alicia Utrera
10 de mayo, 2024

El sol apenas comienza a salir en el horizonte y María José Lorenesi ya está preparando su día. Médico especializada en medicina estética, María José es un ejemplo de que es posible armonizar la exigente vida profesional con el cálido rol de madre.

“Empecé en el campo de la medicina con un sueño: aliviar el dolor, inicialmente como anestesióloga”, detalló María José. Sin embargo, su trayectoria tomó un giro diferente hacia la dermatología y posteriormente, la medicina estética. “Fue la combinación perfecta entre mi pasión por la medicina y mi deseo de interactuar más con los pacientes”, explicó.

Pero la vida de María José no solo se define por su carrera. Madre dedicada, ha sabido equilibrar su profesión con su rol familiar, adaptando sus horarios y compromisos para asegurarse de estar presente en los momentos más importantes de sus hijos. “Cuando eran más pequeños, trabajaba medio tiempo. Ahora que han crecido, puedo dedicar más horas a la clínica, pero siempre manteniendo a mi familia como prioridad”.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

 

 

Protección y Equilibrio: La Dualidad de María José Lorenesi

Su práctica médica es un reflejo de su maternidad: protectora y siempre buscando el bienestar de sus pacientes. “Nunca realizaría un procedimiento que no considero necesario, así como protejo a mis hijos, protejo a mis pacientes”, afirma con convicción.

El desafío de balancear ambos mundos no ha sido menor. Recuerda una anécdota donde tuvo que manejar una emergencia familiar mientras atendía una clínica llena de pacientes. “Es un desafío constante, pero lo enfrentamos con la misma dedicación y amor que cualquier aspecto de nuestras vidas”, señaló.

A las madres que dudan entre seguir una carrera y la maternidad, María José les ofrece un consejo:  “Encuentren su pasión y síganla. Solo así se sentirán realizadas y felices, tanto en su rol profesional como maternal”.

Los hijos de María José son sus mayores admiradores, y no es para menos. Están orgullosos de su madre, quien no solo les ha mostrado la importancia de la disciplina y la honestidad, sino que también les ha dejado un legado de amor y perseverancia. “Ellos ven en mí a alguien que les ha enseñado, con el ejemplo, a enfrentar la vida con responsabilidad y amor”, dijo. 

Al final del día, María José describe a su madre, y en extensión a sí misma, con una sola palabra: amor. Un amor incondicional que ella espera transmitir a sus hijos, y que, sin duda, es la esencia de su éxito tanto en lo profesional como en lo personal.