16° GUATEMALA
17/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Quién era Jovenel Moïse, el presidente de Haití asesinado en su casa

Ana González
07 de julio, 2021

El nombre de Jovenel Moïse acapara titulares este miércoles. El presidente de Haití fue asesinado en horas de la madrugada en su residencia ubicada en Puerto Príncipe, capital de ese país.

Moïse, quien pasó de ser un empresario de éxito a liderar el país más pobre del hemisferio, fue ultimado a tiros por un grupo armado.

Su origen humilde

Nació en Trou du Nord, en el noreste del país, en 1968. Se crió en el seno de una familia modesta. Su madre trabajaba como costurera y comerciante y su padre era agricultor y mecánico.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Cuando tenía seis años se trasladó a Puerto Príncipe. Pese a los problemas económicos de su familia continuó sus estudios y logró ingresar a la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Quisqueya, en la capital haitiana.

Sin embargo, su camino hacia el éxito no tuvo nada que ver con sus estudios universitarios. Dejó de lado la educación y le apostó a un proyecto agrícola para producir bananas orgánicas.

Así empezó el éxito empresarial que lo convertiría en “el hombre de las bananas”, como lo nombró la prensa al convertirse en el 42° de Haití.

En 1996 se casó con su compañera de clase, Martine Joseph, quien resultó herida en el ataque. La pareja tuvo dos hijos y una hija.

Más de una década después, en 2012, el empresario creó la empresa Agritrans, con sede en la primera zona franca agrícola del país y con una plantación de alrededor de mil hectáreas.

Sus productos agrícolas se exportaban a distintos países europeos, principalmente a Alemania.

Sus apuestas para salir del anonimato

Moïse era un total desconocido en 2015, cuando el expresidente Michel Martelly lo nominó como candidato a la presidencia del partido de centroderecha Tèt Kale, que él mismo había fundado en 2012.

Sus apuestas para ganar seguidores fue su origen humilde y su éxito como empresario. Era un ejemplo que en medio de la adversidad era posible salir adelante.

Cuando asumió la presidencia de Haití el 7 de febrero, era la primera vez que Moïse ocupaba un cargo público en su vida.

Una presidencia marcada por gritos de renuncia

El tiempo de Moïse en la presidencia del país no fue fácil. Las acusaciones de corrupción empañaron su gestión. Las protestas contra su gobierno se tornaron violentas en más de una ocasión.

A principios de este año, otra ola de protestas generalizadas sacudieron la capital y otras ciudades del país.

La gente exigía su renuncia.

De acuerdo con la oposición haitiana, el mandato de cinco años de Moïse debería haber terminado el 7 de febrero de 2021, cinco años después de la dimisión de Martelly.

Sin embargo, Moïse alegaba que le quedaba un año más en el puesto, pues no asumió la presidencia sino hasta el 7 de febrero de 2017. La situación subió de tono cuando en enero de este año disolvió el parlamento y empezó a gobernar por decreto.

as elecciones para un nuevo parlamento deberían realizarse en octubre de 2021, es decir, un mes después de las presidenciales de septiembre de este año, a las que Moïse no podía presentarse.

Sin embargo, para ese mismo día, el ahora fallecido mandatario había convocado a un referendo para una nueva constitución. Aunque él decía que era para “modernizar” la Carta Magna, sus críticos sospechan que quería eliminar el artículo que impedía su reelección.

Hoy el país se encuentra en estado de sitio tras el asesinato.

También te puede interesar:

¡No te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales!

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER