Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

La OMS recibe la recomendación de cómo debe usarse la vacuna de Moderna

EFE
26 de enero, 2021

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recibido de uno de los grupos científicos que le asesora la recomendación de uso de la vacuna contra el covid-19 producida por la biotecnológica estadounidense Moderna, que debería administrarse en dos dosis con 28 días de intervalo.

El grupo de expertos -que actúa como órgano asesor del director general de la Organización– que ha recomendado esta aprobación, ha señalado también que, en caso de que sea muy necesario, el intervalo entre ambas dosis puede extenderse hasta 42 días.

En todo caso, ese mismo grupo científico aclaró que se desaconseja administrar solo la mitad de las dosis con el objetivo de que más personas sean vacunadas, en particular en los países y lugares con una elevada tasa de infecciones.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Recomendaciones de uso

El grupo científico desaconseja administrar solo la mitad de la dosis con el objetivo de que más personas sean vacunadas, en particular en los países y lugares con una elevada tasa de infecciones.

La vacunación también es recomendada para las personas que han tenido covid-19, aunque se plantea que ante la evidencia de que podrían tener cierta inmunidad por un periodo de hasta seis meses en lugares donde hay pocas vacunas debería darse prioridad a las personas de mayor riesgo.

Por otra parte, se indica que la vacuna de Moderna debe ser únicamente administrada en lugares donde se puedan tratar de inmediato reacciones alérgicas severas, que se ha observado en casos raros.

Según los datos aportados por Moderna, de las cuatro millones de dosis administradas hasta ahora en Estados Unidos se han observado 10 casos de alergias severas, lo que equivale a 2.5 casos por millón de dosis, indicó el secretario ejecutivo del grupo asesor, el doctor Joachim Hombach en una rueda de prensa virtual.

Los asesores científicos han señalado también que no recomiendan la vacunación de mujeres embarazadas, a menos que el beneficio que se consiga sea claramente mayor a los potenciales riesgos, por ejemplo cuando se trata de una trabajadora sanitaria o una embarazada con enfermedades crónicas peligrosas en caso de contraer la infección.

En cambio, afirman que dado el mecanismo que utiliza esta vacuna para crear inmunidad es improbable que represente un riesgo en caso de lactancia.

Ventajas de la vacuna

Como la de Pfizer, la vacuna de la compañía Moderna utiliza la novedosa tecnología del ARN mensajero, mediante la cual se transmiten a las células las instrucciones para producir un tipo de proteína que genera la inmunidad.

Según la directora del Departamento de Inmunización de la OMS, Kate O’Brien es justamente esta tecnología la que hace que un cambio de la vacuna para adaptarse a las nuevas variantes del coronavirus sea particularmente fácil, aunque las compañías todavía no han confirmado que hayan iniciado este proceso.

Las variantes del virus SARS-CoV-2 identificadas en el Reino Unido y Sudáfrica preocupan por los cambios que representan en la transmisibilidad del virus y en su severidad, aunque en este último caso los datos todavía no son concluyentes.

A diferencia de la vacuna de Pfizer, que debe guardarse a temperaturas entre -60 y -90 grados bajo cero y pueden estar un tiempo limitado en la temperatura de una nevera, la de Moderna solo requiere estar a -20 grados centígrados, es decir la temperatura de un congelador convencional.

Asimismo, puede estar más tiempo en la temperatura de una nevera, dijo O’Brien, que consideró que esta característica es realmente importante en entornos donde garantizar una sofisticada cadena de frío es demasiado complicado o imposible.

Algunos países ricos están optando por utilizar la primera vacuna en ciudades y la segunda en medios rurales, justamente por la menor logística que requiere.

La Moderna y la vacuna

La OMS anunció que aprueba el uso de la vacuna contra el covid-19 producida por la biotecnológica estadounidense Moderna, de la que se deben recibir dos dosis con un intervalo de 28 días.

La farmacéutica Moderna aseguró este lunes que su vacuna contra el covid-19, una de las primeras en obtener aprobación mundial, genera anticuerpos “neutralizadores” de las variantes británica y sudafricana del virus SARS-CoV-2, según los resultados preliminares de pruebas clínicas.

“La vacunación con la vacuna del covid-19 de Moderna muestra actividad contra las variantes emergentes del SARS-CoV-2”, indicó la empresa estadounidense en un comunicado.

Variantes no se reduce

La concentración de anticuerpos en el caso de la variante británica no se reduce, mientras que en el caso de la variante sudafricana es seis veces menor, aunque por encima de los niveles necesarios para ofrecer protección.

No obstante, la farmacéutica con sede en Massachusetts está desarrollando una variante de su vacuna sólo para la cepa sudafricana.

Las variantes del coronavirus analizadas por Moderna son la B.1.1.7 y la B.1.351, identificadas en Reino Unido y Sudáfrica, consideradas más virulentas y contagiosas que las que hasta ahora han sido dominantes.

Moderna detalló que este estudio de la efectividad de su vacuna ha sido desarrollado con base en muestras de sangre de ocho personas que han recibido dos dosis de su vacuna y dos monos que han sido inmunizados.

La Moderna, efectos y estudio

El estudio se ha realizado en colaboración con el centro de investigación de vacunas del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) estadounidenses.

Moderna también anunció que ampliará sus estudios clínicos de la vacuna para analizar la respuesta inmunológica frente a nuevas variantes del SARS-CoV-2.

“Por ahora no vemos agujeros en nuestra estrategia de inmunización, pero tenemos que estar listos para actuar”, indicó en una conferencia con inversores uno de los responsables del estudio.

Nuevas variantes

Los expertos de Moderna consideran que con las nuevas variantes podría ser necesaria una tercera inyección, además de las dos ya recomendadas tras las pruebas clínicas.

La farmacéutica realizará análisis sobre la respuesta a nuevas inyecciones, además de las dos que inicialmente han demostrado una eficacia del 94.1 % contra el coronavirus.

Asimismo, iniciará pruebas clínicas de una variantes de su vacuna de ARN mensajero indicada específicamente para la variante sudafricana.

“Creemos que es importante ser proactivos a la par que el virus evoluciona. Nos animan los nuevos datos, que refuerzan nuestra confianza de que la vacuna del covid-19 de Moderna deberían proteger contra estas nuevas variantes detectadas”, indicó en un comunicado Stéphane Bancel, consejero delegado de Moderna.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR