20° GUATEMALA
27/11/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Boris Johnson: 5 momentos que llevaron a la renuncia del primer ministro británico

Boris Johnson, el hombre elegido con una abrumadora mayoría en 2019 para dirigir la salida británica de la Unión Europea, se le agotaron las opciones en tres años de mandato y son cinco los momentos clave de su caída. 

Boris Johnson asumió el 24 de julio de 2019 hasta este jueves 7 de julio de 2022. (Foto: Efe)
Agencia EFE
07 de julio, 2022

La política británica mantenía desde hace meses que el primer ministro Boris Johnson solo sucumbiría "por mil cortes", en referencia a que su agonía sería larga y dolorosa: la caída del polémico líder conservador refrendó esos augurios.

El hombre elegido con una abrumadora mayoría en 2019 para pilotar la salida británica de la Unión Europea, se le agotaron las opciones. 

El detonante último fueron (de nuevo) las falsedades que difundió Downing Street sobre el conocimiento que tenía Johnson acerca de las quejas contra su responsable de disciplina parlamentaria, Chris Pincher, por acoso sexual. Nunca tuvo intención de soltar el poder hasta que se vio como el violinista del Titanic. dato. Hace solo un mes sobrevivió a una moción de censura interna de sus propios diputados, pero más del 40% de ellos votaron por retirarle la confianza.

Era entonces, un balón de oxígeno que le permitiría alargar su gestión, sin embargo, bastó un chispazo, el escándalo del diputado Pincher, para hacer estallar su mandato.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Pero son cinco momentos clave que a lo largo de sus tres años de mandato (desde el 24 de julio de 2019 hasta este jueves 7 de julio) dieron paso a  la caída del primer ministro británico. 

1. La gota que colmó el vaso

La prensa británica destapó el 29 de junio que el jefe de disciplina del grupo parlamentario conservador, Chris Pincher, "manoseó" a dos colegas en un club privado conservador, un caso que propició que el parlamentario dimitiera y que el partido decretara su suspensión.

A los pocos días surgieron nuevas acusaciones de conducta sexual indebida -algunas que se remontaban hasta a hace una década- contra Pincher, que revelaron que Johnson tenía constancia de su existencia cuando lo designó el pasado febrero responsable de disciplina de la formación, pese a haberlo negado inicialmente.

2. El "partygate"

Las numerosas fiestas y encuentros sociales que miembros del Gobierno, incluido el propio Johnson, protagonizaron en Downing Street -sede del Ejecutivo- durante los meses de confinamientos en la pandemia indignaron a los ciudadanos, que acataban entonces durísimas restricciones sociales anticovid.

Ese escándalo, el más sonado de su mandato, erosionó su credibilidad y le puso en el ojo de mira de una investigación policial de Scotland Yard, que lo multó junto con su esposa, Carrie.

También fue objeto de una pesquisa a cargo de la alta funcionaria Sue Gray, que publicó un durísimo informe en el que documentó casos de "excesos etílicos, desprecio a subordinados y desdén por las normas" por parte del círculo cercano al "premier" en los peores momentos de la pandemia.

Además, una comisión parlamentaria tiene pendiente investigar si Johnson mintió de manera deliberada al Parlamento cuando tuvo que comparecer en numerosas ocasiones y negó haber tenido constancia de muchos de esos encuentros sociales durante la pandemia.

Sus mentiras y su gestión del escándalo le costaron la confianza de Rishi Sunak y Sajid Javid, ahora exministros de Economía y Sanidad, respectivamente, que dimitieron el martes y desencadenaron una oleada de renuncias.

3. Fallido intento de cambiar las reglas

En octubre de 2021, la comisión de estándares parlamentarios halló culpable al diputado conservador Owen Paterson de haber quebrado el código de conducta y recomendó su suspensión, al haber empleado su posición para beneficiar a dos empresas para las que trabajaba como asesor.

El Ejecutivo trató de reformar el actual sistema regulatorio para bloquear esa suspensión, aunque finalmente tuvo que echarse atrás ante el rechazo dentro de sus propias filas parlamentarias y de los partidos de oposición.

El 4 de noviembre de 2021, el conservador Owen Paterson anunció su dimisión como diputado, pero las dudas sobre la honorabilidad del Ejecutivo ya estaban sembradas.

4. La sombra del superasesor

El controvertido exasesor de Johnson Dominic Cummings, cerebro en la sombra de la campaña del Brexit y mano derecha del "premier" al comienzo de su mandato, fue también su pesadilla.

Primero, al descubrirse que viajó con su familia a casa de sus padres en el norte de Inglaterra en medio de las restricciones más duras de la pandemia, y posteriormente a través de sus revelaciones y críticas.

Ante dos comisiones parlamentarias, atacó la gestión del líder "tory" en su manejo de la pandemia, reprochando sus "malas decisiones" que, según él, costaron la muerte "innecesaria" de muchos ciudadanos. Entre sus críticas, aseguró que Johnson prefería "dejar que se apilaran los cadáveres" a un tercer confinamiento.

5. La costosa redecoración

La comisión electoral del Reino Unido, organismo independiente encargado de supervisar la financiación de los partidos, abrió en abril de 2021 una investigación para esclarecer de dónde procedían los fondos empleados por Johnson y su esposa para redecorar su residencia de Downing Street.

Más de 65,000 euros canalizados a través del Partido Conservador fueron empleados para financiar la suntuosa reforma, ejecutada por la decoradora Lulu Lyttle, en otro turbio escándalo que recibió el nombre de "Wallpapergate", en referencia al empapelado de las paredes.

 

 

 

 

 


 

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER