16° GUATEMALA
27/01/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

Por qué renunciaron más de 40 funcionarios británicos y piden a Boris Johnson dimitir

Más de 40 funcionarios del Gobierno británico renunciaron, entre ellos el ministro de Economía, Rishi Sunak, y el ministro de Salud, Sajid Javid; dos pesos pesados del ejecutivo, que debilita la posición de Boris Johnson.

Ni la dimisión de tres ministros de su Gobierno, ni las presiones de su grupo parlamentario han convencido a Boris Johnson a dejar el cargo. (Foto: Efe)
Redacción República
06 de julio, 2022

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, es sacudido por la desbandada de su equipo de Gobierno, con consecuencias imprevisibles y que inició por el escándalo sexual que involucra a Chris Pincher, el parlamentario conservador cercano a Johnson. 

Más de 40 funcionarios del gobierno renunciaron hasta este miércoles 6 de julio, entre ellos el ministro de Economía, Rishi Sunak, y el ministro de Salud, Sajid Javid; dos pesos pesados del ejecutivo cuya dimisión debilita la posición de Johnson. Posteriormente lo hicieron una treintena de viceministros y otros cargos de menor rango. 

Tanto Sunak como Javid, argumentaron que el actuar del Gobierno no era en el interés nacional, cuando los ciudadanos exigen un trabajo "apropiado, competente y serio".

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Pero ni la dimisión de los destacados miembros de su Gobierno, ni las presiones de su grupo parlamentario han convencido al primer ministro británico, a dejar el cargo, al que se aferra contra viento y marea para ser él quien decida cómo y cuándo acaba su mandato.

Según la cadena británica BBC, Johnson ha dicho a sus ministros en una reunión este miércoles en su residencia y despacho oficiales en Downing Street que es "muy importante" que siga "enfocado en los retos" que afronta el Reino Unido, pese a que ahora mismo se ha quedado prácticamente sin equipo para poder abordarlos.

Las claves de la crisis

El llamado a dimisión ocurren un mes después de que Johnson enfrentara una moción de censura en el Parlamento en la que 41% de los legisladores de su propio partido votaron contra él. Específicamente por las fotos y pruebas de celebraciones en la sede del Gobierno mientras el resto del Reino Unido estaba confinado por la pandemia del covid-19. 

En las últimas 24 horas, además de Sunak ha dimitido el titular de Sanidad, Sajid Javid, y otros 39 cargos ministeriales, mientras que buena parte de su grupo parlamentario le ha retirado el apoyo.

Fueron varios los ministros que hoy visitaron Downing Street para decirle que se vaya son, entre ellos, Michael Gove, titular de Cohesión territorial y este último, según medios británicos, ha sido cesado del cargoEl titular de la cartera de Gales, Simon Hart, fue el tercer ministro en dimitir, en protesta por la continuidad de Johnson.

 

Son cinco las claves para entender la actual crisis y que ponen contra las cuerdas a Johnson, según la BBC Mundo.

El origen

El 30 de junio de 2022, el diario británico The Sun publicó información del entonces subjefe de la bancada del Partido Conservador en el Parlamento, Chris Pincher, de haber manoseado a dos hombres en un club privado en Londres.

Pincher fue nombrado por Johnson en febrero de este año y renunció inmediatamente.

Otros medios británicos publicaron al menos otros seis casos de supuesta conducta sexual inapropiada por parte de Pincher, quien fue suspendido por el Partido Conservador pidió disculpas y ofreció cooperar con las investigaciones y que busca apoyo médico profesional. 

La implicación de Boris Johnson

Aunque Johnson no es el acusado de conductas sexuales inapropiadas, el escándalo lo pone contra las cuerdas y cuestionar su tino y transparencia con la que el Gobierno manejó el caso, sobre todo porque el 1 de julio, la oficina de Gobierno aseguró que el Primer Ministro no sabía de las acusaciones antes del nombramiento de Pincher. 

Hasta tres días después, el portavoz de Johnson dijo que ya conocía las acusaciones que "no progresaron hasta la fase de queja formal", por lo cual no fue necesario detener el nombramiento, ya que se trataba de acusaciones sin sustento. 

No obstante, el mismo día, la BBC revelaba que Johnson tenía información de la queja formal, mientras Pincher trabajó en el Ministerio de Exteriores entre 2019-2020.

Posteriormente Johnson dijo: "Hubo una queja que me hicieron llegar a mí específicamente… fue hace mucho tiempo y me la presentaron de forma oral. Pero eso no es excusa, yo debí haber actuado a partir de ella". Por eso calificó de "un error" el nombramiento. 

El cuestionamiento y respuestas cambiantes

La respuesta del Ejecutivo al escándolo de Pincher cambió progresivamente conforme surgen otras datos. Los analistas comparan el manejo de la situación con el llamado "partygate", en referencia a las fiestas que se llevaron a cabo en la sede de Gobierno durante el confinamiento por el covid.

Luego de varias declaraciones finalmente se comprobó la asistencia del Primer Ministro a tales reuniones sociales. 

Según la prensa británica, cambiaron las respuestas al cuestionar si Johnson sabía y cuando lo supo. "Y las respuestas siguen cambiando, a menudo en reacción a hechos incómodos que demuestran que su anterior defensa era una basura, o al menos no tan sincera como podría haber sido", señala  Chris Manson, editor de Política de la BBC. 

En medio de la oleada de renuncias, Johnson fue interrogado este miércoles en un comité de la Cámara de los Comunes, la cámara baja del Parlamento británico, y rechazó comentar acerca de las renuncias en su Gobierno.

¿Qué puede ocurrir?

En teoría, tras evitar la moción de censura, Boris Johnson está protegido una iniciativa. Las reglas actuales del Comité 1922, el grupo que reúne a los legisladores comunes del Partido Conservador británico, señalan que un año es el periodo que debe transcurrir para poder volver a someter a cuestionamiento al líder del partido.

Sin embargo, los críticos de Johnson quieren aprovechar la convocatoria para renovar la directiva de ese comité, intentar tomar el control y cambiar esa regla para hacer posible una nueva moción de censura.

En la votación de hace un mes, Johnson obtuvo 211 votos a favor y 148 en contra, sin tomar en cuenta el deterioro de su situación política por  la avalancha de renuncias a raíz del caso Pincher. 

Otro mecanismo que podría llevar a la salida de Johnson es que se convoque un voto de censura en el Parlamento, en el cual los legisladores de todos los partidos puedan participar, pero para que prospere debe presentarla el Partido Laborista y el Gobierno dar su aval para incluirla en la agenda legislativa. 

Con información de BBC Mundo y Efe. 

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER