18° GUATEMALA
15/08/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Opinión
Opinión
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

En seis años van 29 mil niñas menores de 14 años violadas y embarazadas

Glenda Sanchez
08 de marzo, 2021

Un año no es fue suficiente para leer las historias y casos de niñas embarazadas menores de 14 años en Guatemala, casos tipificado como violaciones, algunas publicadas en medios de comunicación, Ministerio Público (MP) y otras organizaciones que luchan para proteger los derechos de las niñas y mujeres.

Resulta difícil comprender, al leer los casos, que los agresores en la mayoría de los procesos son personas del círculo familiar; es decir un padre, un hermano, un primo, incluso hasta un abuelo. Pero más difícil que algunos vean natural estos casos, aún sabiendo que es un delito

De acuerdo con el Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva (OSAR), en seis años 29 mil 191 niñas de 10 a 14 años resultaron embarazadas, embarazos tipificados como violación. Estas cifras las califica de “escalofriantes” Luis Fernando De León Laparra, Defensor de los Derechos de la Niñez y Adolescencia de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH).

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Pero la PDH y organizaciones dedicadas a la protección de Niñez y Adolescencia ven con “más preocupación” que del total de violaciones, 624 sea de niñas de 10 y 11 años.

“Son niñas, aún su sistema reproductor se está formando, niñas que quieren jugar, saltar. Niñas con sueños como toda niña”, comenta personal de estas organizaciones.

Al analizar la cifras de OSAR, las violaciones en niñas de 10 años aumentaron en comparación con un año anterior, es decir que durante 2020 los casos fueron cinco más que 2019, cuando se registraron 25.

Menores embarazadas y violadas

Por aparte, Otto Rivera, Secretario Ejecutivo de Coordinación Interinstitucional de Promoción para los Derechos de la Niñez (Ciprodeni), indica que todos los embarazos de menores de 18 años son violaciones, “según lo establecido en la Ley Contra la Violencia Sexual, Explotación de Trata de Personas”.

“Esa ley no excluye a las adolescente menores de 18 años. En uno de los incisos del artículo 49 lo aclara. Como repito, es clara y precisa en decir que tener relaciones sexogenitales con una persona menor de 18 año es un delito, es una violación. Las niñas y adolescentes no se embarazan, las embarazan”

Si se toma en cuenta la afirmación de Rivera, los casos de niñas y adolescentes suman unos 450 mil 723 durante seis años (2015-2020). Siempre tomando como base los número de OSAR.

Sin embargo, las cifras podría ser mayores, tanto en niñas menores de 14 años como en menores 19 años, según Victoria Hernández, del Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva (OSAR)

Hernández argumenta que en 2020 la pandemia obligó a un confinamiento que no permitió que las niñas asistieron a un centro asistencial y sus tratamientos fueron coordinados por comadronas, “procesos no permitidos por la ley, pero que muchas de ellas no tuvieron opción más que privilegiar la vida y protección de las niñas”.

Cifras de niñas violadas en 2020

De acuerdo con los datos de OSAR, durante 2020 las niñas embarazadas menores de 14 años fueron 4 mil 535. De esa cifra, 30 fueron niñas de 10 años y 58 niñas de 11 años. El resto en niñas de 12 hasta 14 años .

Los casos de niñas violadas, de 10 años, se registran en la mayoría departamentos, como en Sololá, Alta Verapaz, Chimaltenango, Petén, Escuintla, Izabal, Zacapa, El Progreso, Quetzaltenango, Jutiapa, Jalapa.

Además en Huehuetenango, Totonicapán, Quetzaltenango, Sacatepéquez, San Marcos, Santa Rosa, Retalhuleu y Suchitepéquez.

Pero al analizar las cifras generales los (10 a 19 años), el 49% de los casos se registran en cinco departamentos, es decir unos 49 mil 554 casos, siendo Huehuetenango y Alta Verapaz los que mantienen los datos más altos.

  • Huehuetenango 12 mil 240
  • Alta Verapaz 11 mil 103
  • San Marcos 8 mil 903
  • Quiché 8 mil 801
  • Guatemala 8 mil 507

¿Por qué sucede en esos departamentos?

De acuerdo con Rivera y De León, los casos se focalizan en esos lugares porque “son los que tiene más población” y más población indígena.

Son “lugares donde no hay acceso servicios y existe más pobreza y poca educación”. “La interpretación que nosotros hacemos es basada en el mapa de pobreza, de desigualdad y desatenciones”, agrega Rivera.

Por aparte, el representante de la PDH, manifiesta que los casos se focalizan allí porque persiste que la niñez y adolescencia es un objeto, y no se les ve como sujetos de derecho.

Añade que durante 200 años ha permanecido un estereotipo del papel y rol de las mujeres en la sociedad, el cual privilegia la educación para un hombre, mientras que la niña debe quedarse en casa.

“Con eso se cree que la niña es la que debe quedarse en casa, tener hijos y nada más. Hay que cambiar ese estereotipo”, agrega.

“Históricamente se ha visto a la niñez como un objeto, no se ve como sujeto de derecho. La persona cree que el niño o adolescente es su propiedad, y al ver eso, actúan de esa manera, porque están usando a la niñez para satisfacer un impulso”

¿Qué se debe hacer?

  1. Privilegiar la educación de calidad y garantizar que la educación tenga acceso universal.
  2. Incluir el tema de niñez y adolescencia como prioridad en la agenda de seguridad de la nación.
  3. Garantizar la protección a los niños y adolescentes.
  4. Garantizar el resarcimiento psicológico, social y económico de las víctimas
  5. Proteger a los niños y niñas.

 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER