Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Policías tienen todo en contra cuando disparan el arma de fuego

Giovanni Perez
17 de agosto, 2017

En Guatemala los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), viven con un miedo atípico para un agente de seguridad. Y es que si por alguna situación extrema llegaran a utilizar  el arma de fuego en contra de algún delincuente las cosas no correrían a su favor.

la respuesta es sencilla: Al momento de herir o quitarle la vida algún sospechoso, los policías serán conducidos ante juez competente para enfrentar un proceso penal y los encargados de hacerlo serían sus propios compañeros según la interpretación actual de la ley.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El actual director de la PNC Nery Ramos, intenta mejorar estas condiciones al implementar un mecanismo que evalúa cada caso y después de ello presenta un informe circunstanciado al Ministerio Público (MP) y al Organismo Judicial (OJ).

Ramos menciona que si hay indicios que alguien abusó de la fuerza para detener o asesinar a un presunto delincuente, la PNC le brinda toda la asesoría penal al agente hasta que se dicte una sentencia.

“Todos los agentes tienen el deber de proteger a los ciudadanos en circunstancias de peligro y  si es necesario utilizar el arma de fuego hay que hacerlo” indicó.

Las autoridades indican que pese a esta instrucción,  únicamente tomarán esta medida para resguardar la vida de los guatemaltecos y la vida del agente, ya que cuentan con una pistola 9 milímetros y un uniforme que los identifica como parte del cuerpo de seguridad del país.

Reformas a la ley penal

Durante el mes de mayo el diputado Marcos Yax Guinea, de la bancada Frente de Convergencia Nacional (FCN), en cooperación con la PNC, presentó una iniciativa de ley para reformar el código penal.

La Reforma para el fortalecimiento de la labor de los miembros de las fuerzas del Estado, Empleados y funcionarios de justicia del Estado o sus bienes establece un aumento a la pena de prisión de 12 a 20 años por ejercer violencia o atentar contra agentes de las seguridad pública y funcionarios del sector justicia.

También establece que los sindicados en estos casos no podrán gozar de alguna medida sustitutiva. Además como beneficio al agente policial, se establece un aumento de Q1,500 al salario a los agentes de la PNC, al sufrir alguna agresión o atentado.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR