Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Deportes
Deportes

Carlos, la historia del chofer que se salvó tres veces

Redacción República
07 de octubre, 2018

Ser chofer estÁ entre las diez profesiones más peligrosas en Guatemala, PERO PARA MUCHOS GUATEMALTECOS NO EXISTE OTRA OPCIÓN

Por: Oscar Mijangos

Carlos (nombre ficticio), lleva 18 años ejerciendo una de las profesiones más peligrosas de Guatemala. Es chofer de un bus del servicio de transporte urbano y aunque sabe que su vida está en constante riesgo, sigue su rutina como desde el principio.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Sale de su vivienda en las primeras horas del día y deja a sus cuatro hijos bajo el cuidado de su esposa. Se despide de ellos y ruega a Dios volver a verlos al final del día.

A las 4:30 am inicia sus labores y desde ese momento se siente “estresado por la situación en la que estamos viviendo”, dice el chofer al preguntarle acerca de cómo empieza su día.

Regresar a su casa al terminar su jornada laboral es lo que desea todos los días. Cuando él empezó en este trabajo, las extorsiones iniciaban y las maras ya anunciaban la violencia que hoy las caracteriza.

¿Qué es lo más difícil que le ha tocado vivir?, fue la pregunta y su rostro cambió. Sus ojos se humedecieron y tras un suspiro, habló de lo complicado.

“Cuando le ponen la pistola en la cabeza con amenaza y me ha pasado tres veces, pasan varias cosas por la cabeza. Por ejemplo, no regresar a la casa, no ver crecer a los hijos. Son segundos que uno siente que ya no vivirá”, comenta Carlos.

Se reducen los hechos violentos

En los últimos ocho años 2,191 personas han sido víctimas de ataques armados registrados en el transporte público y otros medios de transporte utilizados por la mayoría de la población.

Choferes de buses, mototaxis, microbuses, usuarios, ayudantes, presuntos asaltantes, empresarios, policías e inspectores, son las personas que perdieron la vida por ataques atribuidos, principalmente, a las pandillas.

En general, los datos reflejan un descenso, comparado con 2014, el año más violento.

Durante el gobierno de Otto Pérez Molina se registró un alto grado de violencia contra el transporte público urbano.

El 2014 fue el más violento contra los choferes, con un saldo de 102 fallecidos.

Edgar Guerra, de la Defensoría del Usuario del Transporte Público de la Procuraduría de Derechos Humanos, indicó la puesta en marcha del Transmetro y Transurbano “es un tema diferenciador en cuanto al control de delincuencia, ya que la ruta era cambiar el sistema del transporte con el manejo de efectivo”.

Te dejamos una recopilación de diferentes ataques armados contra medios de transporte.






Te sugerimos leer:

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR