Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Guatemala
Guatemala
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

PNC frustra posible masacre en discoteca de Jalapa

Braulio Palacios
01 de enero, 2020

Una de las decisiones que tuvo que tomar el presidente Jimmy Morales durante los últimos tres años fue fijar el salario mínimo. Y para el año 2020, por la falta de consensos en la Comisión Nacional del Salario (CNS), la decisión volvió a quedar en sus manos.

Como ha sido habitual, en vísperas del Año Nuevo, se publica en el Diario Oficial la decisión del Ejecutivo. Es hasta entonces que se conoce si hubo o no un incremento, considerando la tasa de informalidad, subempleo, desempleo, inflación, entre otros aspectos.

A diferencia del año pasado, cuando se decidió que para 2019 no se aumentaría el Salario Mínimo, esta vez, para las actividades no agrícolas y maquila, sí hubo un aumento. No así para el sector agrícola.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Según el artículo 2 del Acuerdo 320-2019, que se publicó este día en el Diario Oficial, el sector agrícola se mantendrá sin cambios, manteniendo por segundo año consecutivo un salario mínimo de Q11.27 por hora, equivalente a Q90.16 diarios.

Nils Leporowski, presidente de Cámara del Agro (Camagro), consideró favorable que no se registrara aumento para las actividades agrícolas porque en los últimos siete años, hasta 2018, los incrementos suman un 40%.

“Estábamos perdiendo mucha competitividad como país. Nuestros vecinos, como México, El Salvador y Honduras, tiene salarios mínimos mucho más bajos. El salario mínimo se estaba volviendo el salario máximo“, dijo Leporowski.

El sector agrícola en el último trimestre del año registró una recuperación en el precio de algunos productos, como el café, y aceite de palma. Sin embargo, en otros, como hule y azúcar, el precio continúa deprimido.

“La actividad agrícola es una actividad que no genera mayor valor agregado y debe tener un salario diferenciado al resto. Los agricultores no tienen los mismos márgenes que otros sectores. Sí debe tener diferenciación“, resaltó el dirigente empresarial.

Salario mínimo para no agrícola y maquilas

Para el caso del sector no agrícola y maquilas sí hubo un aumento. En el caso del primero, el aumento fue de Q2.72 diarios. Pasó de Q11.27 por hora (Q90.16) a Q11.61 por hora (Q92.88 diarios).

Para el caso de de la actividad exportadora y de maquila, también hubo un incremento en el salario mínimo. Se fijó en Q10.61 por hora, equivalente a Q84.88 diarios. Para 2019 quedó en Q10.30 (Q82.46 diarios).

Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textiles (Vestex), comentó que apoyan la decisión que tomó el Ejecutivo para el 2020.

El año pasado no nos pareció correcto no subir el salario mínimo, siempre hemos apoyado la fórmula que toma en cuenta la inflación y la productividad”, expuso Ceballos.

Sin embargo, sí hace énfasis que el Salario Mínimo en Guatemala se encuentra sobrevalorado contra los demás países de Centroamérica y el salario promedio que se paga en el país en diferentes ramas de la economía.

En el caso del sector textil, y en el contexto de los salarios, pesa la decisión de la Corte de Constitucionalidad de no aceptar el salario a tiempo parcial, que ha generado una fuga de empleos hacia Nicaragua, añadió Ceballos.

“Estamos exportando unas 70 millones de yardas de telas fabricadas en Guatemala que se van para Nicaragua, y ahí se confeccionan. Es más barato fabricar la tela aquí, y enviarla a Nicaragua y exportar a EE. UU.”, explicó.

Política Nacional

Juan Carlos Tefel del Carmen, presidente del Cacif, indicó que el aumento del para los dos sectores se debe a una mala metodología del cálculo del salario mínimo y mal cálculo de la canasta básica.

“Más importante que el aumento de un 3% para un sector sector (actividades no agrícolas) y no aumento de otro (sector agrícola), es que hemos planteado una reconfiguración de la Política Nacional del Salario“, dijo.

Entre los puntos que incluye la propuesta del Sector Privado Organizado es que la decisión sobre el Salario Mínimo no sea resuelva por medio de una decisión presidencial por decreto, como ha sucedido en los últimos años.

“Tenemos un grado de informalidad muy alto. Solo el 20% recibe el salario mínimo o superior. Solo el departamento de Guatemala está en promedio por encima del salario mínimo. Eso demuestra que hay realidad nacional que no se toma en cuenta al regular el salario mínimo”, señala Tefel.

Leporowski, al igual que Tefel del Carmen, consideró que en el país se debe trabajar en una Política Nacional de Salario Mínimo, que impulse la productividad, la inversión y reduzca la economía informal.

Según la actualización de la metodología del Sistema de Cuentas Nacionales (SCN), con año base a 2013, del Banco de Guatemala, la informalidad aporta Q130 millardos a la economía nacional, que equivale a un 22% del PIB (Q584 millardos).

“Hay demasiada informalidad por el tema del salario y creemos que entre el 70 y 80% es informal. Solo el 30% paga el salario mínimo y lo demás se va en la informalidad. Debe existir una diferenciación de salarios“, indicó Tefel.

Leporowski añadió que en la Política Nacional debe existir una diferenciación de salarios mínimos en el que cada sector se fije una salario, de acuerdo a sus condiciones y “competitivos y reales a la realidad del país”.

Sin sorpresa

Al ser consultado a Tefel del Carmen, sí la decisión del gobierno de Jimmy Morales, de aumentar el salario mínimo -en algunas actividades- resultaba una “sorpresa”, considerando que su último año, respondió:

“No es una sorpresa. Hemos visto como en los últimos diez años ha existido un aumento, solo con excepción del 2019. El salario mínimo ha aumentado en un 40% en los últimos siete años y no hemos visto una mejora en los ingresos reales de la población y mejora en el empleo”.

Para Tefel del Carmen aumentar el salario mínimo no es la ruta para generar mayores ingresos a los hogares guatemaltecos.

“Las decisiones del salario mínimo debe ser técnica, no una decisión presidencial al final de cada año”, concluyó el presidente del Cacif.

Para este artículo se intentó conocer la postura del sector trabajador, por medio dSin embargo, no hubo respuesta a la solicitud de compartir una opinión sobre cómo quedó establecido el salario mínimo para 2020.

Discriminación salarial

El dirigente sindical Adolfo Lacs Palomo comentó que como sector trabajador están en contra de la “discriminación” que hubo con los trabajadores agrícolas. “Es una discriminación, y será sujeto de una impugnación nuestra, con un recurso”, adelantó.

Según Lacs, son dos años consecutivos de “estancar” el salario mínimo para el sector agrícola, argumentando la baja de precios internacionales para algunos productos agrícolas. “Algunos bajaron, otros no”, aseguró.

Respecto a los aumentos para los sectores no agrícola y maquilas, señaló que son bajos porque no llegan a Q100 al mes. “Es cierto que la inflación de la Canasta Baśica se estancó, pero no así la Canasta Ampliada”, dijo al señalar que el aumento debió estar cercano al 10%, y no al 3%.

Respecto la propuesta de contar una Política Nacional al Salario, no la compartió. “La metodología es la misma en todo el mundo”, señaló.

Te puede interesar:

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR