Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Grupos de izquierda se apoderan de las protestas en la Plaza y debilitan demandas ciudadanas

Viviana Mutz
07 de diciembre, 2020

Las exigencias que hicieron coincidir a los ciudadanos en la Plaza de la Constitución el 21 de noviembre dio pie al posterior éxito de engavetar un presupuesto desfinanciado y cerrar el Centro de Gobierno, entre otros avances.

“Es indiscutible ese poder y la genuina demanda”, aseguran organizaciones como Primero Guatemala, el Movimiento Cívico Nacional (MCN) y un analista en seguridad ciudadana, luego de las protestas.

Aplauden que sea el resultado de una ciudadanía activa, similar a lo ocurrido en 2015, pero también un parteaguas en las movilizaciones que le siguieron a la protesta inicial y las recién convocadas.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

De estas últimas dicen, “responden a una agenda que colectivos de izquierda o antisistema han mantenido desde hace 30 años”.

José Echeverría, director ejecutivo de (MCN) afirma que más que grupos con ideología de izquierda “parecieran ser grupos antisistema que pretenden una división social fuerte“.

Según el director de MCN quieren aprovecharse de la crisis en el país, como ha ocurrido en otros países y no se puede evitar.

Es un pequeño grupo, refiere Pedro Cruz, presidente de Primero Guatemala, “reflejo del que atendió el llamado del sábado 5 de diciembre y que insistió con mensajes sin representación mayoritaria para una reforma constitucional o Asamblea Nacional Constituyente”.

Protestas sin repercusión

Al respecto, Alejandro Quinteros, investigador del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) agregó que tales temas no son comunes, ni afines. “Son difusos y propios de ciertas agrupaciones que le restan fuerza y legitimidad”, explica. 

También que algunos mensajes van en contra de la Constitución como manifestar a favor del aborto con base en discursos de otros países.

En cuanto a la Asamblea Nacional Constituyente aclara: “sirve para modificar el artículo 1 al 46 de la Constitución. Para el resto del articulado, donde está la problemática, es a través del Congreso y ratificación en consulta popular”. Esto da una idea de la imposición de temas, dice.

Quinteros respeta el derecho de los ciudadanos a manifestar inconformidades siendo bien ejercido y sin actos vandálicos. Hace referencia a los daños a la propiedad pública y privada y ataques a terceros ocurridos en las últimas semanas. 

Propuestas concretas

Para este miércoles, los 48 cantones y la Asamblea Social y Popular continuarán con las movilizaciones a nivel nacional para exigir la renuncia del binomio presidencial, la depuración del Congreso y la elección de las Cortes.  

Cruz reconoce que el descontento por la clase política es generalizado, pero en los temas que encendieron las manifestaciones hay avances y el Gobierno da señales de voluntad política para continuar con los cambios.

Tanto Cruz como Echeverría insisten en enfocar los esfuerzos en las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos para cambiar las reglas de elección a cargo popular, como diputados.

“Si los ciudadanos estamos inconformes con la clase política es importante tener soluciones concretas”.

Pedro Cruz, presidente de Primero Guatemala.

Otras rutas que las autoridades deberían tomar en cuenta son las plasmadas en el documento Desarrollo 2020-2024 del CIEN, según Quinteros. “Hay lineamientos actualizados con los 180 días de gestión del actual gobierno y lo ocasionado por la pandemia”, puntualizó.