Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Investigadora: “De qué van a trabajar, si no hay empleo en las cárceles”

Glenda Sanchez
21 de febrero, 2020

Corinne Dedik, investigadora especializada en temas de seguridad, cuestionó la propuesta del presidente Alejandro Giammattei, de poner a trabajar a los privados de libertad para que generen sus propios ingresos.

Aseguró que las condiciones actuales de los 22 centros carcelarios no son adecuados. Uno de los factores es el hacinamiento que supera más del 300%.

Giammattei durante su campaña manifestó que uno de sus proyectos es poner a trabajar a los presos.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Su propuesta es que en las prisiones se elaboren productos para los hospitales y para el sistema educativo.

LEE TAMBIÉN: Reclusas de Fraijanes fabricarán insumos para el Ministerio de Salud

Giammattei insiste en su propuesta

En días recientes, durante su gira a Quetzaltenango, el Presidente reiteró su propuesta.

Insistió que su plan es que los reos en “todas las prisiones” tengan ocupaciones u oficios que les generen ingresos para cuando salgan de la cárcel.

“Si nosotros tenemos que trabajar para ganarnos la vida, por qué los que han cometido un delito no tienen que trabajar, no tienen ninguna corona”, señaló.

Sin embargo, Corinne Dedik, investigadora del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), considera que no existen las condiciones en los centros carcelarios y tampoco existen quien genera empleos.

“La situación de los centros no permiten eso, pues no hay espacio suficientes y tampoco fuentes de trabajo”, agregó la experta.

Agregó: “Hay demasiada gente, no hay espacios, no hay fuente de trabajo tampoco (…) Me llamó la atención cuando dijo que tenía que trabajar, pero de qué van a trabajar sino hay fuentes de trabajo adentro”.

Afirmó que el Sistema Penitenciario no se preocupó por atraer para generar fuente de trabajo a lo interno, sino que eso se fue dejando a disposición de cada uno de los reos.

A ello se suma el problema de la infraestructura. Según la experta dentro de los centros carcelarios, no se permite que los privados de libertad se dediquen a realizar actividades, porque esta demasiado sobrepoblado,

“A ello hay que sumarle la población que llega de visita”, agregó la analista.

Hacinamiento en las cárceles

Un informe del CIEN establece que en 2007 los privados en prisión sumaban 7 mil 932 y los espacios eran 6 mil 420, es decir, 1 mil 512 reos más que los espacios asignados o disponibles.

Mientras en 2019 los reos en las cárceles eran 25 mil 447 y los espacios 6 mil 812.

Es decir que los espacios creados hace doce años fueron 392, insuficientes para albergar a las personas privadas de libertad.

La cárcel que resguarda a la mayor parte de los reos es el Centro de Detención Preventiva para Hombres El Boquerón

“Los presos en esa prisión suman 898”, manifestó Dedik, investigadora del CIEN.

Mientras que la cárcel de Fraijanes mantiene 34 privados de libertad.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR