Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Guatemala urge de una justicia imparcial, moral, eficiente y sin tachas, aseguran abogados

Viviana Mutz
29 de enero, 2021

A la exigencia de diversos gremios que piden transparencia y respeto a la ley para una justicia independiente, abogados se suman con una petición a la población guatemalteca: despertar, involucrarse y comprometerse para acabar con el “manoseo legal”.

“Aún hay esperanza para detener la descomposición del país“, coinciden los profesionales consultados Luis Fernández Molina, Rodolfo Pérez Trabanino, Eduardo Mayora y Julio García Merlos.

El ánimo no va en tono sentimental aclaran, sino en la capacidad de reacción y compromiso que se espera de los diferentes sectores del país. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

“El poder solo cambia de manos”

A las puertas de la integración de la Corte de Constitucionalidad (CC) Pérez Trabanino considera que Guatemala nunca ha tenido un sistema de justicia independiente, ni con gobiernos militares, ni después con los democráticos. 

“La justicia siempre ha estado al servicio del poder. La diferencia es que el poder ha cambiado de manos. Tampoco le interesó a nadie que la justicia funcionara”, asegura.

Da como ejemplo lo hecho por los constitucionalistas en 1985 cuando en el plan de gastos de la nación le asignaron un monto mayor al deporte que a la justicia. 

Es enfático al indicar que mientras tengamos un país cooptado por el crimen no habrá una justicia independiente. Y a tres meses de un cambio en la CC, cree que lo único que cambiarán son las manos del poder. 

Trabanino recuerda que las decisiones de la CC son eminentemente políticas y de que se vivirá en una época de mucha influencia por parte de Estados Unidos (EE.UU.).

“Tenemos una crisis moral. Somos indolentes a la corrupción, desorden y cinismo. Todo tiene arreglo. Pero se necesitan de compromisos fuertes de las élites para cambiar los sistemas y fomentar una cultura de legalidad y transparencia”.

Rodolfo Pérez Trabanino, abogado penalista.

El liderazgo del Ejecutivo

En opinión de Luis Fernández Molina, exmagistrado y profesor universitario, para lograr la independencia judicial es necesario que el Congreso, un ente político, se desligue de manera completa de la elección de magistrados.

“Se daría un paso enorme, pero también implementar un sistema de sorteo con finalistas previamente calificados para ocupar magistraturas y crear un sistema de evaluación más efectivo, objetivo y sin tachas”, afirma.

Según Fernández, lo ocurrido con el juez Mynor Moto y su llegada a la CC, sólo ocasionó que abogados, cámaras y sectores de la sociedad civil, estén alertas y sacudió el sueño de muchos.

“Si hubieran guardado esta sorpresa para marzo no hubiera habido tanta objeción”, afirma.

Lo anterior lo refiere a manera de esperanza, dice, como posibilidad de que se integre una CC con magistrados probos e independientes.

Y en ese involucramiento de todos sectores, el exmagistrado opina que el presidente Alejandro Giammattei, debe empezar por nombrar a sus dos delegados con base a “criterios oxigenados, transparentes y limpios”.

“Esta situación de manoseo, manipulación y prostitución de leyes e instituciones, degenera un clima que a todos nos afecta. Hay bajos salarios, invasión de fincas, contrabando, sin infraestructura e inversión.

Luis Fernández Molina, exmagistrado y profesor universitario.

Si la descomposición y las decisiones arrebatadas del Congreso persisten, en el próximo proceso electoral prevalecerá el voto de castigo. “De la desesperación puede surgir un dictador constitucional legal”, según Fernández.

Bienestar depende de la justicia

En opinión del doctor en Derecho, Eduardo Mayora, la situación debe ser analizada en corto, mediano y largo plazo.

En corto plazo, para que “intereses ajenos a una sana e independiente administración de justicia incidan, toda la sociedad (más allá de agrupaciones al centro, derecha o izquierda) debe exigir transparencia en los órganos que intervienen en la elección”, sugirió Mayora.

“En otras palabras que la sociedad clame por procesos de designación de jueces y magistrados que respondan a valores de honorabilidad, competencia y transparencia”, agregó.

Para medio y largo plazos, “a menos que se reforme la Constitución en el sistema de justicia, vamos a continuar cada cinco años con batallas atómicas, conflictos por todas partes”, afirma el jurista.

“El ciudadano medio no se ha comprometido con esos valores. No ha llegado a comprender que su bienestar económica, salud y seguridad personal dependen de una justicia imparcial, independiente y que resuelve los conflictos”.

Eduardo Mayora, doctor en Derecho.

El objetivo común: elección de CC

El abogado Julio García Merlos, considera que es difícil señalar una causa y solución específica porque todo está relacionado.

En Guatemala hay poca infraestructura, pocos jueces, mala política y estructura. Agrega que el sistema de justicia funciona al 35 por ciento por la mora judicial, además de que el 95 por ciento de los casos quieren resolverse en juicios.

“Los jueces y las Cortes se renuevan cada cinco años y no favorecen a la estabilidad de la jurisprudencia”, enfatiza.

También coincide en la necesidad de escalafones administrativos y conforme los jueces vayan desarrollándose dentro del Organismo Judicial. “Esto permitiría una verdadera vocación”.

“Las crisis de coyuntura solo es un reflejo de la situación actual de la justicia. La responsabilidad recae en todos. Hay que generar metas y objetivos en común. Uno de ellos debería ser elegir a magistrados idóneos, con ética y capacidad”.

Julio García Merlos, abogado.
SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR