Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Presupuesto 2014: ¿Cuál es la sorpresa?

Redacción
31 de julio, 2014
En noviembre del 2012 escribí un artículo para un medio escrito titulado “Presupuesto 2014, inflado para variar” en el que analizaba el proyecto de presupuesto para el 2014 y decía que me parecía que los ingresos estaban nuevamente sobreestimados y los gastos inflados. Me atrevía a hacer una estimación de los ingresos tributarios en ese entonces y basándome en la información del momento, el proyecto de presupuesto recomendaba que se aprobaran Q.52.1 millardos y yo estimaba siendo muy optimista que con suerte llegarían a los Q.50 millardos aunque había escrito en un artículo anterior que lo más realista serían unos Q.48.6 millardos. 
Ayer leí una noticia titulada “SAT: recaudación estaría en Q1,880 millones menos” en la que se indica que “la recaudación fiscal en 2014 cerraría en Q.48,500 millones”. Tomando en cuenta que al final el presupuesto aprobado, no el proyecto sugerido, estimó los ingresos tributarios en Q.50,380 millones entonces hay una diferencia de Q.1,880.00. 
Me pregunto, ¿Cuál es la sorpresa? El Ministerio de finanzas sobreestimó el proyecto de presupuesto nuevamente. Los diputados lo aprobaron como si nada hubiera pasado aunque hicieron un pequeño ajuste de los Q.52.1 millardos bajándolo a los Q.50.38 millardos estimados en ingresos tributarios. Y la realidad estará más cercana a los Q.48.5 millardos. 
Si algo bueno encuentro en esta ocasión en las declaraciones de los funcionarios públicos de la SAT (Súper Intendencia Tributaria), el Ministerio de Finanzas y algunos diputados es que por fin reconozcan la realidad y acepten que los ingresos tributarios estaban inflados. 
Así, ya es hora de que dejemos de sorprendernos de la sobreestimación y no digamos más tonterías sobre que la recaudación está baja cuando en realidad este año se está recaudando más que el año pasado. A junio de este años, se han recaudado Q.1,034.5 millones más que en el 2013, es decir, los ingresos tributarios van en este año por encima de los del 2013 en un 4.5%. 
El problema que tiene el Gobierno es de gasto, no de ingresos. Reconocer que se equivocaron sobreestimando los ingresos tributarios es el primer paso para poder proceder a recortar los gastos menos prioritarios y balancear el presupuesto a modo de evitar un mayor déficit. 
Es interesante ver cómo ha fracasado otro “paquetazo fiscal”. Este gobierno aprobó a inicio de año un nuevo paquete tributario con incrementos y complicaciones por todos lados que a mi juicio hizo que el crecimiento económico se estancara en una tasa de crecimiento mediocre que no pasa del 3.5%. Para un país pobre como Guatemala esto es terrible pues deberíamos crecer en el orden del 10%. 
Y es que cada gobierno que llega al poder quiere recaudar más impuestos para gastar más en mil promesas que nada tienen que ver con su función principal de seguridad y justicia. Cada paquete complica más el sistema y hace más difícil el pago de impuestos. Justo hace dos días se publicó una noticia muy interesante en este medio, República.GT, sobre el sistema tributario Guatemalteco. La noticia se titula “10 contribuyentes sostienen 90% de recaudación fiscal”. Esta información viene de un estudio titulado “Hacia el mejoramiento del sistema fiscal” elaborado por CACIF y FUNDESA. 
Lo relevante de las cifras es que de los 14 millones de habitantes que viven en Guatemala, “750 mil contribuyentes llevan toda la carga tributaria, pero un grupo de 10 mil paga el 90% de ésta.” Peor aún, “son 1,089 contribuyentes los que pagan el 71% del total”. 
El sistema tributario guatemalteco debe simplificarse, ser neutro y universal, de fácil pago y se debe acompañar de una reducción inmensa en el gasto concentrándose sólo en reforzar el Estado de Derecho y la seguridad y la justicia.
SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR