Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Lo que no le contaron sobre Correa

Redacción República
21 de agosto, 2014

Con motivo del Foro Esquipulas estuvo de visita el presidente de Ecuador, Rafael Correa. Fue recibido cual personalidad y sus simpatizantes no escatimaron elogios para el mandatario. Muchos de ellos llamando la atención de las supuestamente exitosas políticas de su gestión. Ahora me propongo someter a examen algunos aspectos de la gestión del presidente Correa para proponer una lectura diferente.

Se anunció que Correa vendría a nuestro país a exponer el éxito económico del Ecuador desde que asumió el cargo. En realidad debiera hablarse del éxito económico del dólar pues desde que el Ecuador se dolarizó en el año 2000 el país creció en promedio 5% entre 2000 y 2006. Entre 2007 (año en que inicia su mandato Correa) y 2012 el país creció en promedio un 4% anual. Ninguna maravilla hasta ahora.

Algunas voces ya dirán que la situación de los más necesitados sí ha tenido una mejora significativa. Sin embargo, si bien la pobreza en Ecuador se redujo entre 2006 y 2011 de un 43% a un 35.4%, el Perú, con un modelo económico mucho más sano, redujo la pobreza del 44.5% al 27.8% en el mismo periodo (Ver http://goo.gl/y5DaZA).

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

En cuanto a la deuda pública hay mucho que decir. Correa anunció públicamente que repudiaba la deuda por ser ilegítima lo cual llevó inmediatamente a los tenedores de deuda a deshacerse de sus títulos a un valor muy inferior. El gobierno de Ecuador destinó secretamente 800 millones de dólares para obtener esos títulos a precios bajísimos. Toda una “maniobra exitosa” digna de encomio.
Gracias a ello el gobierno ecuatoriano se afana de haber reducido el endeudamiento público. No obstante esa “maniobra” que sirvió para reducir sus niveles de deuda, el gobierno ha encontrado otra forma de financiamiento en virtud de que cortó sus fuentes de financiamiento a raíz de ese suceso. Esta nueva forma de financiamiento consiste en recibir préstamos de China a cambio de la producción petrolera futura del Ecuador. De esa suerte la producción petrolera ecuatoriana está comprometida con China hasta el año 2019.

A esto hay que agregarle la intolerancia como nota distintiva del gobierno de Correa. Si algo hay que reconocer es la persuasiva retórica del mandatario. Desde que llegó al poder ha insistido en la necesidad de regular a los medios de comunicación acusándolos de manipular a la población y de servir a los intereses del capital.

En realidad ha sido Correa quien con mucha astucia ha manipulado a la opinión pública. En primer lugar se ha referido a los periodistas como “bestias negras”, intentando polarizar y justificar las censuras a los medios de comunicación. Las cosas han sido peores, pues en una ocasión llamó “gordita horrorosa” a una periodista del medio ElMundo. Recientemente el gobierno ecuatoriano intimidó a la periodista Betty Escobar haciéndole llegar un paquete a su apartamento en Nueva York y enviando el mismo paquete a su familia en Guayaquil.
La cosa no termina ahí pues Correa cerró 14 universidades privadas por “falta de calidad académica”. El esquema regulatorio hace sumamente complejo mantener en funcionamiento una universidad privada pues el gobierno tiene la potestad de clausurarlas a su arbitrio. Detrás de estas maniobras se esconde una intención por construir un pensamiento único. La libertad de enseñanza ha sido coartada en el Ecuador.

Creo que antes de sugerir como ejemplo modelos de gobierno como este debiésemos pensar en un esquema más respetuoso de los derechos individuales. El Perú, por ejemplo, ha hecho las cosas mejor y de forma más respetuosa de los derechos individuales y, lo más importante, sin el excesivo culto a una persona.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR