22° GUATEMALA
23/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Chapines en USA
Chapines en USA
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿Cómo rescatar una escuela rota?

Redacción
16 de junio, 2015

El bienestar de un pueblo depende de la educación de la cual goza. En el ámbito nacional de Guatemala, el visible nexo de la pobreza se vincula con la falta de educación en un circulo vicioso, pues se necesita educación para salir de la pobreza, pero la población no goza de una educación pública de adecuada calidad para la preparación de los estudiantes. Se aplica una metodología tradicional que no provee la respuesta a las exigentes necesidades de participación en la fuerza laboral actual, pues las destrezas del siglo veintiuno no están involucradas.

La educación privada puede proveer estas oportunidades de aprendizaje y capacitación, pero se retorna al poder adquisitivo de los padres de familia. No siempre es posible optar por una educación privada que tiene costos que tiene que cobrarse, por ser una gestión auto sostenible.

No únicamente a los países en vías de desarrollo afecta la pobreza a la educación. En la charla TED de Linda Cliatt-Waymann, la cual se puede observar en el siguiente enlace: http://www.ted.com/talks/linda_cliatt_wayman_how_to_fix_a_broken_school_lead_fearlessly_love_hard?utm_source=newsletter_weekly_2015-06-13&utm_campaign=newsletter_weekly&utm_medium=email&utm_content=top_left_button
se comparte la pobreza del primer mundo.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La directora Cliatt-Waymann, de la escuela pública Strawberry Mansion, ubicada en Philadelphia, Pennsylvania , Estados Unidos de Norte América, en su ponencia TED “How to fix a broken school? Love fearlessy, love hard” describe con detalle como arribó a la institución, y sobre todo, el estado de la misma, de la población, y los recursos disponibles y no disponibles.

Pinta el retrato de pobreza material y espiritual; la pobreza de alma y vocación dentro del claustro y como resultado lógico e ineludible, la pobreza en aprendizaje y normas de comportamiento de los estudiantes que asistían a la institución. Había mobiliario roto apilado en los corredores; la penumbra iluminación comunicando oscuridad; cadenas en las puertas; enormes cantidades de material didáctico y recursos educativos, sin uso, y anticuados. Los resultados académicos de las pruebas estandarizadas arrojaban desconocimiento, no conocimiento; y los docentes vivían temor por su seguridad personal, y por ende, contaminaban aún más el clima escolar. Todos los elementos de la comunidad educativa gritaban pobreza.

A esta situación arribó la nueva directora; con retos aparentemente imposibles; fue la cuarta directora asignada a la escuela en cuatro años. Nadie pudo rescatarla de su total pobreza. Después de un estudio de la situación, creó tres lemas que usó durante su gestión, aún vigente, que sirvieron de ruta para el éxito.

La traducción es propia: “ Si va a ser líder, se líder”. El director de la escuela debe vivir su liderazgo, estar presente en los pasillos o corredores, no delegar el liderazgo, vivirlo; y crear equipos de apoyo con tal fin, instalando la fe en todos los alumnos que pueden ser parte de un equipo que mejorará su entorno.

Se recicló lo inútil; se utilizó lo útil. Dentro de la readecuación, estaba el presupuesto, definiendo éste para más docentes. Se incluyó inversión en un sistema de monitoreo, para asegurar la integridad física de todos los integrantes de la Comunidad Educativa. Y como resultado, después de un año, se le retiró de la lista de instituciones peligrosas, después de estar en ella por cinco años consecutivos.
Su segunda lema: “¿Y entonces? ¿Qué?” Se diagnosticó la causa de todos los resultados, y se enumeraron. Se empezó a presentar los razonamientos de las fallas. Y la respuesta de la directora fue “¿Y entonces? ¿Que?” .

Se dio la tarea de anular las excusas y descubrir las soluciones, iniciando con la formación docente, que al año arrojó una mejora del 171% en Algebra y 107% en Literatura en los resultados de los alumnos.

Y el ultima lema: “ Si nadie te ha dicho hoy que te aman, recuerda que yo te amo, y siempre te amaré.”

Es inamovible crear el sentido de importancia personal de cada estudiante, escuchar sus ideas, y demostrarles sus talentos, su valor, su excelencia; lo creen, y lo serán.

¿Como salir de la pobreza? Con un claro liderazgo y el sentido de compromiso con los estudiantes. La pobreza educativa se terminará, y por ende la pobreza en si.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR