Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

El General no tiene quien le “apoye” ¿O, si?

Redacción
25 de agosto, 2015

Si el ciudadano Otto Pérez hubiese querido, de verdad, darle cierta estabilidad a su gobierno, luego del embate sufrido aquel 16 de abril, por las acusaciones de #CICIG y el #MP contra el ex Secretario Privado de la Vicepresidencia, Juan Carlos Monzón –por cierto aun prófugo y desaparecido; ¿O, muerto?- por el #CasoLaLínea, pudo realizar acciones puntuales para recuperar “confianza” tales como: pedir la renuncia de la “R” o la “2”, renovación parcial o total del Gabinete y, especialmente, por medio de iniciativa de Ley, debió enviar al Congreso, un paquete de propuestas tendientes a fortalecer la transparencia en el sector público (reformas a la Ley de Compras y Contrataciones, Ley de Servicio Civil, entre otras). Pudo promover que la Bancada de su partido en el Legislativo, tomara el liderazgo en la promoción de las reformas a Ley Electoral y de Partidos Políticos. Esto último habría sido algo de su legado post crisis y, quizás, con ello pudo haber conseguido llegar tranquilo hasta el “14 a las 14”…

Pero no. El ciudadano Otto Pérez Molina, aquel que juro cumplir con lo que establece la Constitución y la Leyes del país, optó por hacer oídos sordos a las demandas de miles de ciudadanos que, como nunca antes en la historia democrática, se volcaron a las calles para pedir: #JusticiaYa y transparencia. Hoy, la Justicia está por alcanzar al mismo OPM y ojala así sea. Ya lo dijo el MP y la CICIG: en la “cúspide” de “La Línea”, están Otto Pérez Molina y Roxanna Baldetti. Este caso, es una prueba para el Sistema de Justicia y el Estado de Derecho en nuestro país, pero es a la vez la muestra de que aún queda cierto atisbo de “esperanza” en las instituciones. El MP, con Thelma Aldana a la cabeza, está demostrando que se puede volver a confiar.

Sobre la decisión de OPM de querer aferrarse al poder y lanzar mensajes de “niño llorón y dizque bravucón”, como el que fuera televisado el pasado domingo, son las acciones de alguien desconectado, totalmente, de la realidad. Su pose de Presidente “con poder y autoridad” y dispuesto a pelear con ciertos sectores, no le va ni le queda. Los pocos “salvavidas funcionales” que tenía, ya no están más. Ahí está, para muestra, la renuncia en desbandada de Ministros, Viceministros y otros altos funcionarios de su gobierno. En resumen, el General no tiene quien le “apoye”. La soledad se instaló en las alturas.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El General ya no tiene aliados serios que le apoyen para llevarlo, ni siquiera en andas, hasta el final de su mandato. Es mucho tiempo y él parece ya un corredor de cien metros planos cansado y desesperado. Se le olvidó que él está en una carrera política de nivel de “maratón”. De hecho, en mi opinión, lo que Otto Pérez Molina quiere es llegar hasta el domingo 6 de septiembre próximo como Presidente. Sí, OPM quiere 13 días más en el poder y no renunciar antes de esa fecha. Sabe que una vez celebrada la primera vuelta de las Elecciones Generales, el “centro de gravedad” del poder se trasladará hacia aquellos “candidatos presidenciales” que pasen al “ballotage”…

Y entre esos dos candidatos, según todas las encuestas, está el “doctor”. De hecho, con su bancada roja en el Congreso, el candidato que, por ahora, encabeza las encuestas, ha movido los hilos de la “agenda y la estrategia legislativa” para evitar que le levantaran, hace unos días, el antejuicio al Presidente. El “doctor” y su partido, bien que estarían dispuestos a darle 13 días más a OPM en el poder. Al “doctor” y su partido, así como al Presidente, les interesa que llegue el 6 de septiembre. Los primeros dan brincos porque llegue la fecha de elecciones y detener la caída de la intención de voto; OPM, da brincos porque luego de esa fecha podría, según él, tomar un poco de aire y respirar tranquilo hasta terminar su mandato… En eso sigue descansando la “alianza” entre Líder, el gobierno de OPM y el PP. Al menos hasta la primera vuelta de las elecciones; después de ello, no sería extraño que a OPM su aliado lo “sacrifique”, con la única intención de quedar bien ante un electorado urbano que le rechaza en demasía.

Pueda que OPM renuncie mientras escribo estas líneas y que no se le lleguen a dar los ansiados 13 días más en el poder, hasta llegar al 06 de septiembre. Las pruebas de la CICIG y el MP son, ya se dijo, contundentes y respaldan la participación de OPM en la estructura de “La Línea”. OPM y la “R”, deben enfrentar la Justicia y pagar por sus acciones.

El primer “Kaibil” y el primer General que llego al poder por la vía de las urnas, con la vuelta a la democracia en el país, ha sido derrotado. Con ello, aquel que se encumbro al poder con la pose de un dizque “estadista”, con el mote de “General de la Paz” puede acabar siendo, incluso, si llega a prisión, lo siguiente: “General que no tendrá quien le escriba”…

@bequerchocooj

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR