Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿Cómo comer menos carne sin dejar de consumir proteínas?

Redacción
13 de septiembre, 2015

Se espera encontrar sustitutos de la carne, por medio de alimentos ricos en nutrientes, pero además sabrosos y bien presentados. Por tanto, a continuación describo algunas recomendaciones, fáciles de preparar:

La soya texturizada con un valor nutricional igual o superior al de la carne, su textura es agradable y similar a la carne. Ofrece la posibilidad de crear infinidad de platillos como albóndigas, tortitas, ceviche, salpicón, entre otros. Adicione al tradicional arroz con vegetales, le aportará sabor o incluya en el puré de plátano para preparar los rellenitos, logrará mejorar la textura al ser freídos. Asimismo, combinada con verduras, será el relleno ideal para los tacos o dobladas o como un complemento para una ensalada.

La carne vegetal, es un alimento procesado que se elabora por medio de diversos ingredientes como soya, frutos secos, gluten, avena, entre otros. Lo que permite por ejemplo comer una salchicha vegetal menos grasosa, más sabrosa y preparada como acostumbra preparar las tradicionales salchichas de cerdo.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Los frutos secos, como las nueces, las manías, almendras y más, pueden sustituir a la carne al ser combinados con otras proteínas vegetales. Adicione frutos secos como semillas de marañón o nueces tostados a una ensalada, logrará hacerla más vistosa, sabrosa y con una textura más crujiente.

Las legumbres, aportan proteínas de calidad igual o superior a la carne, principalmente cuando se combinan con los cereales. Aportan fibra, un alto nivel de hierro que podrá absorberse mejor si se adiciona algún cítrico o vitamina C en la misma comida. El inconveniente que ofrece estas legumbres es la posibilidad de causar gases.

Los frijoles, son apreciados para las comidas de diario, pero puede variar las presentaciones por medio de una pavesa, preparada con el huevo hervido sobre una rodaja de pan en el caldo de frijol y espolvoreada con queso seco, además unos frijoles blancos con puerro y tomate picado o unas lentejas o garbanzos con berejenas. Si busca condimentar los frijoles, el tomillo, comino u orégano los condimentan agradablemente.

Los derivados de la soya, carecen de sabor, pero podrá marinarlos durante una hora, ofrece una textura frágil, es ideal para comidas horneadas o salteadas. El miso es una pasta de soya fermentada y suele prepararse en sopa con un caldo oriental y vegetales o algas entre otros.

Finalmente, algunas de las ventajas que ofrecen estos productos de origen vegetal, radican en que son una excelente fuente de hidratos de carbono, buena fuente de fibra vegetal, carecen de colesterol y ofrecen grasas principalmente insaturadas o saludables para el organismo.

Por lo tanto, seleccione de la mejor manera los sustitutos de la carne, en consideración a su calidad y cantidad, para lograr una buena salud.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR