Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Francisco siendo Francisco

Redacción
19 de septiembre, 2015

Recuerdo muy bien el día que nombraron a Mario Bergoglio Papa de la Iglesia católica, fue un momento glorioso, apoteósico para todos; un latinoamericano dirigiendo la Iglesia. Inimaginable para cualquiera, pero ocurrió.

Me vienen a la mente muchos adjetivos al pensar en el Papa Francisco, pero el que más predomina es carismático. No hay católico que piense lo contrario y lo más sorprendente es que personas de diferentes religiones le respetan y admiran. Puede que sea el hecho de sus mensajes directos y simples, su humildad, su humanidad o la luz que lleva a todos lados. También el hecho de buscar integrar a todos a la Iglesia e invitarnos a todos a ser parte de ella sin importar la edad que tengamos, nuestras condiciones o nuestro pasado. La unidad que crea Francisco en la sociedad es sorprenderte e inmensa.

Mañana Francisco llegará a La Habana, Cuba. Va a llegar a ese lugar detenido en el tiempo, olvidado por el mismo. Un lugar donde existe conflicto, y que aunque se empiece a solucionar, es latente. Francisco va a llegar a inyectarle a los cubanos la alegría que hace falta para hacer de la isla un mejor lugar para vivir, para existir. Considero que esta acción será un beneficio directo a la gente, esas personas que los problemas han ignorado por más de medio siglo.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

En el mensaje previo al viaje, Francisco explica que su mayor anhelo es compartir el mensaje de fe y esperanza. Y recordarles a todos los cubanos que a pesar de todos los problemas que atraviesan Jesús está con ellos y les sigue amando. También explica el tour que tendrá en el país.

Lo más sorprendente de Francisco es que predica con el ejemplo, nos pide que vayamos a las periferias, que salgamos y que mantengamos las puertas de la Iglesia abiertas; pero él mismo se mueve en sus al rededores, sale a ser un peregrino más y abre las puertas de la Iglesia a todos aquellos que por una u otra razón se alejaron. Francisco está logrando cosas que nadie pensó, insisto, desde su nombramiento hasta cada una de sus acciones.

Como de costumbre Francisco nos pide a todos sus oraciones para que su viaje y en esta distancia es lo que podemos hacer.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR