Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Ahora sí, #ExijoReformaLEPP

Redacción
21 de septiembre, 2015

Durante este 2015 en Guatemala se dieron cambios conocidos por todos ustedes, que podrían considerarse como una “primavera política, en el País de la Eterna Primavera”.

¿Y ahora que sigue? Pasemos de la protesta a la propuesta. Necesitamos reformas que signifiquen transformar este corrupto sistema político-electoral, pero también se requiere dotar de mayor autoridad al TSE y reforzar la Ley Electoral y de Partidos Políticos -LEPP-

Considero que hay al menos 10 reformas que deben hacerse al marco legal de nuestro país – espero que lleguen a 20 con los aportes de ustedes amigos lectores- y se las describo a continuación:

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

1- Campaña Anticipada: se desperdician demasiados recursos y esfuerzos en tratar de frenar algo que debería incluso exigirse como requisito. Les explico este punto. Los partidos actualmente sólo aspiran a ganar una elección y luego desaparecen; los temas políticos, ideológicos, de formación de cuadros y elección de candidatos vía procesos internos electorales primarios, deberían estar presentes permanentemente en el debate nacional. Estamos tan acostumbrados a partidos de fachada que solamente se les presta atención en época de convocatoria a elecciones. Necesitamos depurar la oferta de organizaciones políticas y deberían sobrevivir únicamente partidos con ideología definida, bases sólidas, planes estratégicos y variedad de nuevos liderazgos electos libremente. No más “empresas electoreras”.

2- Financiamiento de Campaña Electoral: El gasto en el que incurren los partidos debe financiarse con dinero de sus afiliados y simpatizantes, no de los impuestos. No más “deuda política” del Estado de Guatemala para financiar las campañas electorales. Esto es un incentivo para partiduchos sin ninguna posibilidad real de ganar, porque aunque casi no obtengan votos tampoco “invierten” casi nada, así se convierte en “negocio” estar en campaña electoral. Además cada centavo debe ser registrado, auditado por la IVE, Contraloría, TSE y MP, quienes posteriormente deberán certificar que el origen de los fondos es lícito.

3- Voto de guatemaltecos en el extranjero: muchos ciudadanos han debido buscar oportunidades en otros países, tienen todo el derecho de participar políticamente y debe legislarse para que sus votos puedan emitirse en los consulados o embajadas y contarse su decisión en los resultados electorales.

4- Elecciones traslapadas del Ejecutivo, Legislativo y Alcaldías: los períodos de mandato siempre serían de 4 años con esta reforma, pero las elecciones no se llevarían a cabo al mismo tiempo. La elección del binomio presidencial sería independiente, mientras que las de diputados y alcaldes se realizarían justo a la mitad de período.

5- Fijación del número de diputados al Congreso: Actualmente el número crece proporcionalmente con el tamaño del padrón electoral, en cada elección aumenta el número de diputados y eso no significa que trabajen más sino que “negocien” y roben más. Considero que 3 representantes por cada departamento son suficientes, 66 en total.

6- Voto Uninominal: El método de elección por listados para diputados debe desaparecer. Así se han perpetuado en el Congreso Lohaiza, Taracena, Crespo, Hichos, Barquín, Villate, Rabbe, etc. El voto debe ser por diputado, individualmente,  directamente vinculado a la organización política que lo postula.

7- Comités Cívicos para postular candidatos a diputados: por definición, estos funcionarios son representantes de los ciudadanos, pero esto sólo es en teoría porque ellos representan a su partido y muchas veces sólo a sí mismos. Debe normarse que los comités cívicos propongan candidaturas para que los diputados realmente provengan de sectores específicos. Esto permitiría que personas reconocidas en sus comunidades por su honorabilidad y capacidad participen sin tener que “comprar” una candidatura a los partidos.

8- Las curules deben pertenecer al partido, no a los diputados: hemos sido testigos de un indignante transfuguismo de los diputados respondiendo a intereses personales, no los de sus electores. Aunque el voto sería nominal como propuse anteriormente, cada diputado se debe a la organización politica que lo postuló, están vinculados durante todo el mandato, asi que si un diputado no quiere permanecer en ese partido o comité, debe renunciar al Congreso e irse a su casa. Punto.

9- Revocatoria de mandato por Consulta Popular: debe estipularse de una vez el mecanismo para que los ciudadanos podamos solicitar un referéndum con 100,000 firmas, para que se pueda revocar el mandato del Presidente y/o Vicepresidente de la República.

10- Voto nulo vinculante: esta decisión es una muestra de rechazo ciudadano a la oferta electoral. La reforma es simple, si la cantidad total de votos nulos emitidos en una elección es mayor o igual al 50% más un voto, la elección debe declararse nula y deberá repetirse, pero con nuevas candidaturas. Esto obligaría a los partidos no sólo a contar con diferentes cuadros políticos, lideres y a evaluar muy bien a los candidatos que proponen.

Se que el camino es largo, seguramente encontraremos obstáculos porque los diputados no renunciarán tan fácilmente a sus privilegios, y es por eso que los ciudadanos debemos presentar una propuesta ya lista, para que sea aprobada como está, sin trampas.

Espero sus aportes y comentarios en Facebook -Jose Daniel y Rodríguez- y Twitter [email protected] con el hashtag #ExijoReformaLEPP. Ejerzamos nuestro poder ciudadano.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR