Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿Qué sigue?

Redacción
04 de septiembre, 2015

Ahora que Guatemala ha despertado y ha logrado tener impacto en las decisiones de la administración pública, ¿qué sigue? El ejemplo que ha demostrado el pueblo guatemalteco a nivel mundial es admirado por muchos, la energía en las manifestaciones ha ido en aumento, la participación ciudadana cada vez es más razonada e informada, los sectores representantes de la sociedad civil han manifestado que no existen divisiones cuando se trata de luchar por el bienestar nacional, pero, ¿qué sigue?

Si bien la coyuntura del país ha propiciado momentos oportunos para actuar y ejercer presión ciudadana sobre el gobierno, la actuación de los guatemaltecos no debiera ser motivada por un contexto en crisis. Es importante que ya habiendo tomado conciencia de lo importante que es participar activamente y de la diferencia que se puede hacer en la toma de decisiones en el gobierno, los guatemaltecos no dejemos de participar. Los pasos que se han logrado hasta ahora son históricos y fundamentales para el rumbo del país en los próximos años, sin embargo, este esfuerzo debe perdurar en el tiempo.

Todavía faltan batallas que pelear. Es necesario que se continúe depurando el sistema político actual y que se sigan haciendo cambios para mejorar la gestión pública. La auditoría social es esencial en este proceso, en este momento no se pueden tomar siestas ni vacaciones. Es un deber del guatemalteco exigir y velar por el bienestar de todo el país. El próximo domingo 6 de septiembre la participación debe demostrarse más que nunca, ejercer el derecho al voto es clave para garantizar un nuevo rumbo para el país. Y después continuar auditando, continuar exigiendo, continuar presionando para que se hagan los cambios pertinentes para seguir depurando el Estado de Guatemala.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

En este sentido, es importante reflexionar sobre el momento. Si bien las elecciones están a la vuelta, en estos momentos la atención no puede ir enfocada únicamente en “eso”, debemos pensar a largo plazo y elaborar un plan de acción. Los guatemaltecos debemos fomentar la participación cívica como un hábito, una costumbre, una forma de vida. Es necesario que junto con la depuración del sistema político, nosotros también nos depuremos. Eliminar actitudes negativas y convertirlas en acciones edificadoras. Dejar la crítica y convertirla en retroalimentación. Dejar el cinismo y el sarcasmo y convertirlo en tolerancia y bondad. No se puede cambiar un país, cambiando únicamente su maquinaria de gobierno, un país cambia cuando toda su población cambia.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR