Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

La Cuba de Yoani y Reinaldo

José Carlos Ortega
01 de octubre, 2016

Cuando un régimen totalitario quiere controlar todo, ser dueño de todo, incidir en todo, planificar todo, ser el todo de todos, la degradación moral de TODOS los habitantes es irremediable y convierte a sus ciudadanos en transgresores continuos y constantes de la ley y de la moral. La excusa es aplastante: no se corrompe, no se viola la ley, no se peca, no se hace mal, los cubanos RESUELVEN para poder sobrevivir. Romper una regla o una ley más no es importante porque ya se han roto otras.
Una persona normal, un médico o un supervisor de buses, gana $500 pesos cubanos al mes aproximadamente, que al tipo de cambio en el mercado negro (que de negro no tiene más que la realidad) es el equivalente a $20 dólares americanos. Con eso no alcanza para nada, para mantener una familia, para vivir, para nada. Por supuesto, el control del precio de la moneda con esa dicotomía de dólares (que ya no se pueden utilizar, pero se usan), pesos cubanos convertibles (al mismo tipo de cambio del dólar), y el peso cubano de siempre. Es un país que tiene dos monedas y un enredo de precios. Mercados para unos, y mercados para otros.
Ejercer tu derecho universal a expresarte de cualquier manera está prohibido, pero más que prohibido, está silenciado. Tomas la decisión de no hablar, de no contravenir al régimen, utilizas otros símbolos, apodos, y estos se degeneran para evadir, para esconder. El nombre de Fidel es innombrable, como el del Dios del Antiguo Testamento, pero a éste se le refiere por señas, por burla, por sobrenombres. Le enseñas a tus hijos a no hablar de nada de tu propia casa, de cómo conseguiste ver películas, programas y noticias que no están autorizadas, de cómo alguien de casa lleva bienes para sobrevivir o canjear con otros robados de su puesto de trabajo, de cómo tu familia RESUELVE, etc. Aprendes a vivir con miedo, que debe ser el mismo miedo que vivir en un lugar donde las maras gobiernan en nuestro país y nuestras ciudades. Hacer lo que Yoani y Reinaldo, decidir enfrentarse al régimen, significa el fusilamiento personal y económico. Debes resolver de otra manera a cambio de quitarte ese silencio aterrorizante.
El principal incentivo de los trabajadores es ver qué pueden traer de sus puestos de trabajo para poder RESOLVER, y no cómo producir, por lo que cualquier autoridad que pretenda controlar la corrupción se dará de cara con su propio sistema. El sistema se ha diseñada para corromper todo. Una madre primeriza que recién había tenido un hijo con poco peso, y no le daban de alta en el hospital, por ser ese un tema “prioritario” del ineficiente sistema de salud, a la espera de poder llevar a su bebé a casa, observaba que otras madres sí llevaban a sus hijos aunque no parecía que lograban el peso adecuado. Al preguntarle a una de sus compañeras le respondió que la enfermera “vendía” las onzas para que el reporte de aumento del peso de los niños, así que para llevarse a su hijo a casa, compró “onzas” que no existían.
Se quiere creer que la apertura de Raúl, que más que una apertura corresponde a un enfrentamiento de la realidad insostenible por ya no tener el subsidio soviético, ni el venezolano… en ese pragmatismo, que puede derivar en una solución a la “cubana”, posiblemente haya soluciones para el pueblo que, con los ojos puestos en su ubicación geográfica y en el 25% de su población en diáspora, podrá intervenir en esa solución.
La esperanza en ambos es infinita. Me alegro por ellos. Hace pocos meses, en un seminario de liderazgo internacional, tuve el privilegio de conocer un ruso, un armenio y un rumano. Hombres jóvenes todos, que al preguntarles por la nueva situación de sus países con asombro añoraban el orden del tiempo soviético. La transición y los nuevos gobiernos, herencia de las mafias corrompidas de la era soviética han sido terribles para el ciudadano común. La incapacidad de instalar un régimen que proteja los derechos individuales de las personas, la vida, la libertad, la propiedad y la familia ha sido el factor común, pero a propósito, para mantener ese estado de privilegios corruptos y mafiosos que son buenos para unos pocos. Hace falta sistemas de justicia autónomos y un enfoque en la creación de empleo. Ese es el gran reto de la transición en Cuba, ante la juventud de sus líderes… y la purga de aquellos que en su momento fueron mencionados como posibles sucesores.
Conocer a Yoani y Reinado ha sido maravilloso, compartir de su país, al que conocí en 1992 en medio de una… de sus peores (y eternas) “crisis”. Poder retomar los temas de las libertades, de la justicia, de nuestros problemas comunes que tendrán que ver con nuestra carencia en el respeto a los derechos individuales, a la eterna “gana” de legisladores y gobernantes a quererse meter donde no tienen que estar (como en esa nueva Ley de la Niñez y de la Familia o la Ley de la Juventud o del Ordenamiento Territorial). Siempre me he preguntado porque los cubanos que han venido a vivir aquí, no se quedan… y tal vez, la respuesta está en nuestras propias deficiencias… en nuestro común ser y resolver sin la responsabilidad individual.
(Yoani y Reinaldo estarán en el Auditorio Juan Bautista Gutiérrez de la Universidad Francisco Marroquín el jueves 6 a las 18:00 hrs. Con la charla ¿Cómo es ser un joven en Cuba?, se los recomiendo. La entrada es gratuita. Para seguir a Yoani en Twitter @yoanisanchez y 14ymedio.com)
Paz en Colombia
Felicitamos a los hermanos colombianos por la firma del acuerdo de paz que pone fin a medio siglo de guerra, pero más importante, de centenas o miles de asesinatos, secuestros, heridos y robo. Espero que de veras sea un acuerdo de paz firme y duradero, más que el nuestro, que continúa con el eterno interés de ganar lo que no pudieron. Un mal acuerdo es mejor que una buena guerra dice el refrán. No sé si es cierto, pero cada vida merece ese acuerdo. Que les da privilegios de instalación en el cuerpo legislativo a capacidad de hacer política… ¿pero no es acaso esa una de las definiciones de política, trasladar la guerra al debate de las ideas? Qué perdona lo imperdonable… bueno, yo creo en el perdón.
Twitter: @josekrlos

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR