Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Grandiosa felicidad

Redacción
09 de octubre, 2016

Por Rudy Perez

Ayer en la madrugada, sonó la puerta de mi casa. La noche había sido larga, y el dolor de mi enfermedad se había confabulado con el tiempo.
Como pude logré llegar al portal, que se dejaba acariciar por una luna celosa a la luz que irradiaba un foco en medio de la calle.
Y ahí estaban. Era una pareja de novios desconocida, que con sus ojos melancólicos expresaban hambre y frío, más una sed de abrigo que conmovió mi corazón solitario.
No me dieron sus nombres y mucho menos sus apellidos. Ambos eran rubios y daban la impresión de ser de refinadas familias.
Les ofrecí techo y comida, mas recibieron sólo comida. Debo confesar que ha sido una de las expresiones más sinceras de agradecimiento que he tenido, pues solamente me miraron fijos a mis ojos y eso bastó para interpretar mil palabras.
Han pasado tres semanas y no dejo de divisarlos por mi ventana. Me gusta verlos ¡tan enamorados!…Una noche los observé teniendo sexo. Se notaban tan puros sin inhibiciones. Simplemente estaban amándose en la soledad de la noche. Jamás había visto un acto tan genuino.
Algunas veces me avergüenzo de ofrecerles alimento, porque he notado cuando él sale de mañana en busca del sustento de ambos. Es indescriptible como ella lo espera con tanta felicidad en una casa que tiene de techo el mismo cielo.
Jamás me han pedido entrar a mi casa.
Ella en su espera se queda vulnerable. Pero yo soy testigo cuántas tentaciones ha rechazado. En verdad lo ama. Y él se desvela llenándola en las madrugadas de caricias. ¡El amor hace tan fácil la fidelidad!….
En tan corto tiempo me han convencido que se irán juntos a la muerte. Así de fácil: los dos ríen, los dos lloran.
En mi silencio los he bautizado con nombres propios. A él lo llamaré Lassie y a ella Pishica.
Son mis dos perros callejeros favoritos.

República.gt es ajena a la opinión expresada en este artículo

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER
SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR