Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

El trabajo digno y honrado

Antonio Melgar
12 de septiembre, 2016

La capacidad que cada persona tiene de enfrentar las dificultades de la vida, se relaciona a la manera en cómo percibe el presente y como espera que sea su futuro, a sabiendas que nuestro porvenir es incierto, pero el tratar de programarlo para que sea de bienestar solo se puede lograr a base de esfuerzo y dedicación.
Es por eso que la lucha y el trabajo constante deben ir de la mano a valores y al mayor esfuerzo posible para convertirlo en parte de una condición de vida propia, es por ello que el valor de la dedicación al trabajo de forma digna, pero sobre todo con principios sólidos de honradez, es la insignia de los buenos guatemaltecos.
El trabajo bien hecho y sobre todo sabiendo que se hizo con valores, nos da una sensación de paz y de gratos momentos, aunque sea duro y las decisiones sean difíciles, no hay nada más satisfactorio que saber que se hizo de la mejor manera y siempre pensando en el beneficio del prójimo y no solo el propio.
Ser honrado se traduce en una satisfacción personal, pues el ser una persona con valores morales y éticos significa que las satisfacciones van más allá del dinero que uno puede conseguir, sobre todo hace que uno vea hacia el futuro, con la frente en alto y dispuesto a enfrentarse a cualquier tipo de dificultad que se pueda presentar. Recordemos que retos siempre encontraremos, pero lo que distingue las adversidades es la forma en como las enfrentaremos.
El trabajo dignifica, y la dignidad como valor humano tiene que ver con el hecho de que seas apreciado por tu capacidad empeño y sobre todo con tu deseo de hacer bien las cosas, y no por la forma en que te comportas ante una persona en específico, que muchas veces puede caer en la adulación.
La dignidad es un valor muy preciado del ser humano que al ser alcanzado por una sociedad en conjunto a la honradez, sin lugar a dudas, se convierte en la combinación perfecta para lograr a base de trabajo duro en un desarrollo sostenible para un pueblo.
Es por eso que los buenos guatemaltecos, siempre debemos demostrar dignidad y honradez solo así cambiando nosotros, lograremos ese país que siempre hemos soñado.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR