Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

El respeto como valor indispensable de la sociedad

Antonio Melgar
19 de septiembre, 2016

Las actividades sociales y de intercambio de intereses dentro de una sociedad llevan consigo diferentes criterios y perspectivas, que dependen del punto de vista que cada uno le dé, y del interés que cada individuo tenga sobre el tema que se esté dando en un país como el nuestro en donde es inminente que las perspectivas sean diferentes en cada individuo.
Cada persona entonces se espera tenga sus propias aristas y su propia complejidad, es por ello que la misma Constitución defiende la emisión del pensamiento como derecho inherente al ser humano, pero también como este debe de darse sin traspasar los derechos de los otros, el respeto al pensamiento de otros es un valor moral que tiene un significado muy valioso para la sociedad.
El respeto es demostrar aprecio por alguien, eso incluye su honor y estima, es decir que no se debe menospreciar a nadie por su condición pues el honor es una condición que todas y todos tenemos, significa también una carta de presentación de cada individuo razón por la cual debe mantenerse. Esto lo evidencia nuestra legislación debido a que se regula en código penal cuando se vulnera el bien jurídico tutela del honor y se tipifica con los delitos de injuria, calumnia y difamación.
El respeto como valor tiene que entenderse y practicarse como una condición natural y sobre todo de forma cotidiana, ya que en las personas es algo que no se puede medir sino simple y sencillamente es una condición de ser humano intrínseca a su propia existencia en donde no se puede aceptar desde ningún punto de vista la vulneración de esta condición.
Hay personas a quienes se les olvida el respeto hacia los demás sin tomar en consideración que incluso pueden estar cometiendo algún delito, no solo es por cuestiones netamente morales sino por condiciones propias de educación.
El respeto por lo que se piensa y se dice, se hace y representa, por cultura, religión, pensamiento político, o por la misma vida, es algo que no debe escapar de una sociedad que exige más tolerancia, teniendo en cuenta las condiciones de vida que maneja el país.
El dialogo y la discusión son considerados como buenos, porque crean criterios al ser puestos sobre la mesa y porque logran que crezca el conocimiento y sobre todo se promulguen nuevas formas de pensamiento y se logre la creatividad para la solución de problemas sociales e individuales.
Guatemala necesita esa creatividad y ese pensamiento para solucionar los problemas tan profundos que tiene, por eso es necesaria la discusión siempre y cuando se dé desde una plataforma de respeto.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR