17° GUATEMALA
23/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Chapines en USA
Chapines en USA
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Elección de candidatos a Contralor con más sombras que luces

Eder Juarez
04 de diciembre, 2014

Después de llevar a cabo 10 rondas de votación para integrar la nómina de seis candidatos a Contralor General de Cuentas (CGC), la Comisión de Postulación logró concluir el listado final que será entregado al Congreso de la República.  El primer candidato en integrar la nómina fue Carlos Humberto Echeverría, el segundo, el excontralor General Carlos Mencos,  posteriormente Sergio Oswaldo Pérez, actual subcontralor, luego César Armando Elías, Thelma Girón, electa hasta en la novena ronda de votación, y en la última ronda fue electo Hugo Ovidio Chacón.

El listado final está conformado por lo menos por dos posibles candidatos del oficialismo, lo cual ha sido motivo de críticas de varias organizaciones que han seguido de cerca el proceso de postulación, señalando componendas y negociaciones espurias que hacen que culmine en una “causa fallida”.

Marielos Fuentes de Guatemala Visible califica de positiva la parte formal del proceso porque fue bastante apegado a la Ley, los miembros de la Comisión Postuladora fueron muy cuidadosos en no tomar decisiones sin hacer las consultas respectivas a las instancias que corresponden.

Análisis semanal de Calibre Político, noticias sobre el Congreso de la República, noticias de temas políticos nacionales y más. Recíbelo en tu mail cada semana

Sin embargo, indica que como se observó en las otras Comisiones de Postulación y como la Ley tiene un enorme grado de discrecionalidad para los miembros de la postuladora, ésta es la parte donde se identifican los grandes desafíos y una vez más se cumple el comportamiento apegado a intereses de los Colegios Profesionales. Según Fuentes, en el caso particular del tema del Contralor, se promovió la candidatura de tres de los seis que aparecen en la lista final y se pudo observar en el pulso que se dio entre los decanos de las universidades privadas y el resto de los miembros de la Postuladora que no cedían en su voto porque tenían la consigna de trasladar en esa lista a Carlos Mencos, a Carlos Humberto Echeverría y a Sergio Oswaldo Pérez.

Parecido a otras Postuladoras se evidenció la influencia en los comisionados y ese es el reto para mejorar la Ley de Comisiones de Postulación, porque aunque la Ley tiene un buen espíritu y está elaborada de una manera que incluye a “la crema y nata de cada profesión” para poder elegir a estas autoridades, coinciden miembros de organizaciones que dieron seguimiento al proceso. En esta elección, a pesar que los decanos tuvieron una posición bastante firme al final, hubo mayoría y se logró incluir en el listado a tres personas que no tienen las calificaciones más altas o bien al juzgar su paso por la Contraloría se pudiera apelar a su magnífica ejecución o que su labor haya marcado la diferencia, señala Fuentes.

Además, refiere que “el resultado es una nómina con seis personas que llenan los requisitos de Ley pero que no necesariamente son los mejores perfiles para ocupar este puesto”.

Intereses externos

Por su parte Valentín Tavico, del Movimiento Cívico Nacional (MCN), dice que es una nómina no deseada ya que lo que se buscaba es que hubieran personas nuevas y no se incluyera en el listado a  otras que han estado en la Contraloría y sus resultados en cuanto a la reducción de la Corrupción no ha sido tan positiva, eso por un lado, por el otro es lamentar que la Comisión de Postulación haya cedido a presiones externas para elaborar ese listado.

Fuentes coincide que en el listado quedaron dos personas que desde el principio de la Postuladora se mencionaban que debían estar en la nómina, lo que evidencia es que desde mucho antes se habían negociado quiénes tenían que integrar la nomina de candidatos.

Según Tavico, hasta la ronda número siete los comisionados de las universidades habían advertido que llevarían gente nueva que no estuviera involucrada en ningún tipo de actos anómalos; sin embargo, “a nuestro juicio no son las mejores personas que necesita el país”, dice. Será el Congreso el que tendrá la responsabilidad de elegir a la mejor persona para dirigir el ente fiscalizador.

A decir de Tavico se evidencia intereses externos, aunque no indica quiénes son, dice que deben ser desenmascarados porque están dispuestos a mantener un estatus de corrupción en la Contraloría para que no se denuncie la corrupción en el manejo de fondos públicos. Es algo que se percibe después de siete rondas de votación y ocho días de sesiones, asegura.

Un proceso fallido

Por su lado Carmen Aida Ibarra, del Movimiento Pro-Justicia, indica que “este es un proceso fallido porque desde las primeras votaciones los comisionados consideraron no idóneos a la generalidad de los aspirantes”. A lo largo de ocho días se realizaron siete votaciones sin resultado alguno y varios de los comisionados se pronunciaban en contra de los aspirantes, alegando falta de idoneidad o dudas sobre la honorabilidad. “El proceso culmina con una lista que es el resultado, no de la escogencia por idoneidad y honorabilidad sino que basada en acuerdos y con la meta de terminar el proceso”.

Según Ibarra, el mismo presidente de la Comisión dijo que la lista se hizo para terminar el proceso y cumplir con la función constitucional, no necesariamente porque se hayan escogido a los candidatos más idóneos. De tal manera que la activista califica que el “proceso es fallido”.

Hace ver que “se cumplió el marco de legalidad pero en ningún momento hubo una selección legitima de los aspirantes”. Debieron ser electos por su capacidad, idoneidad, probidad y honorabilidad, que son los únicos criterios que deben dominar el proceso de nombramiento y selección, dice Ibarra.

Los activistas indican que lograron llevar a Postuladora a un número importante de comisionados que formaban parte de una estrategia para incluir en la lista a Mencos y Pérez, candidaturas que eran vox populi desde hace un año. Según Ibarra, Sergio Pérez es el ungido por el oficialismo, por lo que hay que esperar cómo se dan las negociaciones en el Congreso, porque Carlos Mencos también podría ser una figura que convenga a los intereses del oficialismo y sus aliados, entonces la elección está entre ellos, asegura.

Además, señala que “Guatemala está viviendo una etapa en la que las estrategias políticas se anticipan y desde meses y años antes ya se sabe cuál será el resultado de este tipo de Postulación y elección”. 

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR