Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Presidente se aferra al cargo y descalifica trabajo de CICIG

Ana González
23 de agosto, 2015

Las protestas ciudadanas, las renuncias de varios funcionarios de su gabinete y la exigencia clara del sector privado para que dimita, no fueron suficientes para que Otto Pérez Molina abandone la presidencia, así lo confirmó durante el mensaje a la población transmitido por cadena nacional.

“Les afirmo no renunciaré y que con toda entereza enfrentaré y me sujetaré a los procesos que en ley corresponda”. El mandatario aprovechó para desligarse del caso de defraudación aduanera conocido como “La Línea” y rechazó “haber recibido dinero alguno de esa operación de defraudación. “Mi conciencia en ese sentido está tranquila” resaltó.

Pese al respaldo ciudadano que existe sobre la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el jefe de gobierno no tuvo problemas en descalificar su trabajo “no es aceptable que en Guatemala se pretenda instalar una estrategia intervencionista que tiene como objetivo dictarnos que o no hacer y quebrantar la democracia. Si a ciertos sectores de la comunidad internacional y algunos grupos de poder del país no les parecen los candidatos a dirigir Guatemala primero deberán de hacer a un lado sus intereses particulares”.

Análisis semanal de Calibre Político, noticias sobre el Congreso de la República, noticias de temas políticos nacionales y más. Recíbelo en tu mail cada semana

Aunque la investigación de la CICIG demostró con pruebas como Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti saqueron las arcas del Estado a través de la red defraudación aduanera, el mandatario solo aceptó responsabilidad en designar a las personas que fueron vinculadas a la estructura criminal.

“Con la misma fortaleza y carácter con que niego mi vinculación no puedo dejar de reconocer que esto ha acontecido en mi gobierno y por funcionarios cercanos o a los que designé, esto me obliga a pedir una disculpa pública” enfatizó.

Al descartar su renuncia, la solicitud de antejuicio promovido por el Ministerio Público y la CICIG continúa su trámite. Si la Corte Suprema de Justicia le da luz verde, la inmunidad del mandatario recaerá en manos del Congreso de la República donde se necesitarán 105 votos para retirarle el derecho de antejuicio y pueda ser investigado.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR