22° GUATEMALA
23/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Chapines en USA
Chapines en USA
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Alfredo Tumax: el poder sindical en el Congreso de la República

Ana González
30 de julio, 2016

El nombre de Alfredo Tumax Cayax cobró notoriedad en enero pasado cuando se publicaron los salarios del personal del Congreso de la República. En esa ocasión se conoció que ganaba Q33 mil mensuales como jefe de conserjes y ujieres.

Su remuneración y su cargo como secretario general del sindicato mayoritario lo puso en la mira de la ciudadanía que no vio con buenos ojos su salario, el cual supera por Q4 mil al de los diputados. Pero Tumax parece no inmutarse ante las críticas. Su forma de sobrellevar las cosas le ha valido estar al frente del Sindicato de Trabajadores del Congreso de la República (SINTRACOR), por más de una década.

Listado de familiares de Alfredo Tumax detectados por la Contraloría General de Cuentas.

El sindicalista llegó en 1986 al Legislativo a una plaza de mensajero. Un año después logró que lo ubicaran en el renglón 011 (personal permanente) como mecánico y en 2011 asumió el cargo de jefe de supervisores. Aunque el expediente de Recursos Humanos del Legislativo, entregado vía la Oficina de Acceso a la Información, no registra grado académico, él asegura que cursó bachillerato por madurez. 

Análisis semanal de Calibre Político, noticias sobre el Congreso de la República, noticias de temas políticos nacionales y más. Recíbelo en tu mail cada semana

También te puede interesar: Conozca el grado académico de los dirigentes sindicales del Congreso

Su huella por ese organismo ha sobrevivido a varios presidentes y juntas directivas sobre quienes ha ejercido presión para someterlos a los deseos de un cuerpo laboral que cuenta con un Pacto Colectivo de Condiciones de Trabajo inigualable.

Alfredo Tumax militó en el Partido Democracia Cristiana Guatemalteca.

Otra faceta que pocos conocen de Alfredo Tumax es el de un hombre “dedicado a Dios”, asegura que se involucró en la iglesia evangélica a partir de 2004.

“Entregué mi vida al Señor, en el pasado despilfarré el dinero ahora lo uso en la obra de Nuestro Señor Jesucristo”, comenta.

Tumax gana Q33 mil y de continuar el 10 por ciento de aumento, en 2017 su salario ascenderá a Q36,300.00

¿Hay negocio en las plazas?

Para nadie es un secreto que el sindicato puede influir en la contratación de personal. Por eso no sorprendió los seis núcleos familiares vinculados a los sindicalistas, descubiertos por la Contraloría General de Cuentas. Mario Taracena, presidente del Congreso, declaró que cada año el sindicato pedía 60 plazas, el señalamiento siempre ha sido rechazado por Tumax.

Una plaza se convirtió en un negocio rentable. El año pasado, autoridades del Ministerio Público iniciaron una investigación luego que una persona denunciara que pagó Q128 mil a cambio de tres plazas para sus hijas, pero nunca fueron contratadas. Por este caso fueron detenidas cinco personas.

También te puede interesar: Ligados a proceso por venta de plazas en el Congreso

Aunque algunos trabajadores reconocen esta práctica nadie está interesado en hablar más del tema. Prefieren cerrar los ojos y enfocarse en apoyar al líder que da la cara por sus agremiados en la lucha para mantener sus puestos.

El sindicato dirigido por Tumax muestra respaldo total a sus agremiados.

Esa habilidad política de defender a toda costa los salarios y prebendas, hace que Tumax justifique su estatus laboral y se mantenga al frente del sindicato. “Entiendo (las críticas), pero esto es el resultado de la negociación colectiva, la única manera de mejorar la vida en lo social, político y económicos es organizándose”.

También puedes leer: ¿Por qué los sindicalistas no quieren la nueva Ley de Servicio Civil?

La situación que viven los empleados, los hacen mantenerse unidos  y en combate. “Debemos estar unidos solo de esta forma evitaremos que nos perjudiquen”, es la consigna que reciben los sindicalistas cuando sostienen asambleas.

También puedes leer: Así empieza la batalla de empleadas del Congreso contra Taracena

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR