Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Congreso de Guatemala: Sandra Torres toma control de la UNE, mientras diputados opositores son relegados

Ana González
19 de octubre, 2021

La vida parece sonreírle a Sandra Torres. No solo recuperó la Secretaría General de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) también la jefatura de bancada en el Congreso.

No hay duda que recuperó la cuota de poder que había perdido al ser ligada a proceso por financiamiento electoral no registrado. La fidelidad de 32 diputados le permite ser determinante en los temas que le interesan al oficialismo.

Disturbios en el Congreso de Guatemala: Militares retirados prenden fuego a las instalaciones

Análisis semanal de Calibre Político, noticias sobre el Congreso de la República, noticias de temas políticos nacionales y más. Recíbelo en tu mail cada semana

Ejemplo de ello es la elección de Junta Directiva. Los votos de los congresistas fueron vitales para que el partido Vamos, que llevó a la presidencia a Alejandro Giamamttei, mantenga el control del Legislativo.

Las hojas de votación confirman el apoyo hacia la candidata oficialista Shirley Rivera, conocida por ser la mano derecha de Allan Rodríguez.

Reunión de secretarios

Un día después de haberse conocido que la jefatura de bancada ahora es de Estuardo Vargas, uno de los más leales diputados, la exprimera dama participa en una actividad del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“En reunión de secretario generales”, escribió en cuenta de Twitter. También compartió una imagen donde comparte mesa con Alvaro Hugo Rodas del partido Unionista y Jorge Enrique Passarelli de la Unión del Cambio Nacional (UCN).

No hay duda que la exesposa de Alvaro Colom está decidida a dar batalla para posicionarse y poder competir en la contienda electoral del 2023.

Diputados quedan relegados

Aunque no han sido notificados, los diputados “antisandristas” saben que en los próximos días quedarán relegados dentro de la agrupación. “Lo que corrresponde que ellos asuman la coordinación. Habrá una bancada UNE apegada al oficialismo”, dijo el diputado Oscar Argueta.

Los congresistas no llegarán a las plenarias con corbata verde para tomar distancia del bloque afín a Torres. “Ya no creemos en su liderazgo y ya no trabajaremos a la par de ella”, resaltó Argueta.

Los diputados tendrán que ceder las oficinas, ya no podrán incidir en la agenda legislativa, ya no tendrán la caja chica (el jefe de bancada tiene derecho a Q1 mil por cada integrante). Tampoco podrán presidir comisiones de trabajo el próximo año y más importante aún corren riesgo de no poder reelegirse.

Al consultarle qué acciones tomarán, el diputado se limitó a decir “que están esperando a que termine de llover para ver de qué manera quedó el terreno. Todavía no está claro el panorama”, puntualizó.

Te puede interesar:

Síguenos en Google News

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR