Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿Qué significa el retorno de Sandra Torres al mapa político de Guatemala?

Ana González
26 de octubre, 2021

A pesar del desgaste sufrido como Primera Dama y divorciarse de Alvaro Colom para intentar su inscripción como candidata a la presidencia, y luego de las derrotas en la segunda ronda de las dos elecciones anteriores, Sandra Torres, lucha por mantenerse en el mapa político.

Torres se siente más fuerte que nunca. Este martes dio conferencia de prensa para demostrar que tiene el respaldo político de 32 diputados. Ese número le permite recuperar la cuota de poder que aparentemente había perdido al ser ligada a proceso por el financiamiento electoral no registrado.

Recobró el terreno que meses atrás algunos consideraban había quedado en manos de sus antiguos aliados en el Congreso de la República. Incluso, se llegó a pensar en otra persona para buscar la presidencia. El 22 de julio de este año Mario Taracena escribió en su Twitter que la asamblea, programada para el 25 de ese mes, iba a dejar atrás “de una vez por todas, una época que se caracterizó por la ambición desmedida de una mujer ególatra que se cree el centro del universo”.

Análisis semanal de Calibre Político, noticias sobre el Congreso de la República, noticias de temas políticos nacionales y más. Recíbelo en tu mail cada semana

Acciones legales detuvieron la asamblea y con ello la intención de cerrar la puerta a Torres. Algunos lo vieron como un pequeño tropiezo, pero en realidad era una pequeña victoria para quien estaba por resurgir de las cenizas de la derrota.

Un giro de 180 grados

Hace tres meses el grupo, liderado por Orlando Blanco y compañía, buscaba enterrar la figura de Torres. Ahora es su futuro político el que pende de un hilo.

La exprimera dama no solo recuperó la Secretaría General y la jefatura de bancada, también el poder. Ahora puede demostrar que su apoyo es determinante. El oficialismo necesita sus votos. La UNE es el bloque más grande con 52 diputados, 32 de ellos afines a ella y el número aún podría aumentar.

La elección de Junta Directiva que dio el triunfo a Shirley Rivera y la ratificación del Estado de Sitio en El Estor son un ejemplo de lo importante que son los votos uneístas para el partido en el gobierno.

La UNE logró en el proceso electoral del 2015, 32 escaños y en 2019, 52.

Y aunque Torres trata de marcar distancia y decir que no tiene una alianza con el gobierno, las acciones de los diputados que le siguen confirman lo contrario.

¿Otra vez candidata?

Torres evita hablar de sus aspiraciones. Sin embargo, no hay dudas que irá por un nuevo intento en los comicios del 2023. Será la tercera vez que participa. Está consciente que su apoyo está en el área rural y no en las áreas urbanas.

La historia así lo ha confirmado. Sus dos contendientes en la segunda vuelta han ganado la presidencia. Primero Jimmy Morales y luego Alejandro Giammattei. Algunos no dudan en afirmar que el candidato que compita con ella en el 2023 será el vencedor.

Eso no le quita el sueño a Torres, quien se muestra segura de su poder político y apuesta por fortalecer las bases para seguir a la cabeza del partido más longevo en la historia democrática del país.

Te puede interesar:

Síguenos en Google News

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR