Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Congreso paga Q231 mil mensuales por 15 trabajadores que “nadie quiere”

Ana González
06 de noviembre, 2021

La planilla del Congreso de la República registra que 15 trabajadores están en disponibilidad. Ese es el término que se utiliza para quienes “no tienen ubicación para laborar”, así lo confirman los datos de la Unidad de Acceso a la Información.

El documento detalla que el personal se encuentra en la Unidad de Recursos Humanos a la espera de encontrar quien requiera sus servicios. Los trabajadores tienen dos meses para tocar puertas de diputados o directores de unidad hasta encontrar “un nuevo lugar de trabajo.

“Si uno o más trabajadores permanecen sin ubicación por un período superior por dos meses contados a partir de la notificación de que se encuentra a disposición, se procedera a la destitución”, detalla el documento.

Análisis semanal de Calibre Político, noticias sobre el Congreso de la República, noticias de temas políticos nacionales y más. Recíbelo en tu mail cada semana

Durante el tiempo que estén en disponibilidad no tienen algo que hacer y solo se dedican a buscar un nuevo jefe. No obstante, eso no es impedimento para recibir su salario.

La planilla muestra que devengan salarios que llegan gasta los Q25 mil mensuales. Solo el pago de estos 15 trabajadores representan un gasto mensual de Q231 mil 598.

La Ley de Servicio Civil establece que los trabajadores que no tiene dónde laborar solo pueden pasar dos meses en esta situación ya que de lo contrario se inicia el proceso de destitución. 

Entre los trabajadores que no tienen algo que hacer se encuentran asistentes, secretarias, guardias.

¿Son destituidos?

Aunque la ley establece que si no encuentran área para laborar se inicia el proceso de destitución. Esto rara vez se concreta. Casi siempre algún diputado o jefe de área “se apiada” del trabajador y lo acepta en su equipo aunque en realidad no lo necesite.

Estas historias son recurrentes en los pasillos parlamentarios. Y lejos de disminuir, esta cantidad de trabajadores incrementa pues cada nueva legislatura realiza nuevas contrataciones de “recomendados” que una vez se quedan sin jefe, continúan con trabajo aunque no tengan mayores responsabilidades.

Te puede interesar:

Síguenos en Google News

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR