19° GUATEMALA
30/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Elecciones Guatemala 2023 | Los 6 rostros que por ahora se perfilan para presidente

A la fecha hay 20 partidos inscritos en el Tribunal Supremo Electoral, pero algunos están suspendidos por distintas razones, además, otros están en proceso de cancelación.

Alejandro Palmieri
30 de mayo, 2022
Este artículo contiene datos validados en enero 2022.

Este año se designa a tres autoridades con un rol constitucional importante para el quehacer público y político en Guatemala: Procurador de los Derechos Humanos, Fiscal General y Contralor General de Cuentas.

Sin embargo, aunque todavía faltan dos años para el cambio de gobierno, estamos a 18 meses de las elecciones y a 12 del inicio de campaña electoral. El tiempo vuela. Por eso, este año es de vital importancia prestarle atención a los movimientos políticos que se están fraguando; algunos públicamente, pero la gran mayoría tras bambalinas y uno o dos, en las tinieblas.

Nos centramos en los candidatos presidenciales y no tanto en quienes pretenden ser diputados, aunque en esos segundos es donde se dará realmente la lucha de poder, por las atribuciones que tiene el Congreso tanto de control constitucional, como por las designaciones que les corresponde. Como van las cosas, será el próximo Congreso el que designe a los magistrados para CSJ y Salas de Apelaciones.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE POLÍTICA

Propongo que cuando menos, conozcamos a quienes se perfilan a ser candidatos a la presidencia y tienen una posibilidad real.

Con ello quiero decir que se menciona a muchos como posibles candidatos, pero de esos hay muchos que hoy por hoy son inviables porque no tienen partido político que los proclame o por impedimentos legales.

Por supuesto, siempre hay más de un grupo de “vivos” que con tal de conseguir plata y meter a algún diputado, quizás convencen a una de esas figuras para que sea su candidato y de esa manera también sacian su ambición y egos.

Algunos de los posibles candidatos son conocidos, por lo menos para quienes estamos atentos a lo que se publica y al acontecer político, pero otros no lo son tanto. Es una pena, porque todos los guatemaltecos habilitados debiésemos poder ejercer el derecho constitucional de elegir y ser electo sin restricciones o dificultades.

Quienes deseamos elegir al mejor, no solo al “menos peor” esperamos que quien pretenda ser candidato salga constantemente a pronunciarse sobre los acontecimientos nacionales, sea entrevistado por los medios de comunicación y comparezca a foros para dejar clara su postura y sus ideas -asumo que las tienen- más allá de solo conocer su nombre y la foto que ponen en una que otra valla publicitaria.

Para ello, debiesen estar presentes de manera constante y todo el tiempo, pero la Ley Electoral y de Partidos Políticos es restrictiva casi a niveles totalitarios. No solo el plazo de campaña es sumamente corto (con la excusa de hacer menos oneroso el participar y de esa cuenta que más puedan hacerlo) sino que las últimas reformas introdujeron una nueva norma, la del artículo 94 bis que sin ser clara ni precisa, le otorga a una autoridad administrativa (el Registrador de Ciudadanos) la facultad de no inscribir a un candidato porque se considere que, fuera del plazo de campaña, promovió su imagen.

Eso es grave para una democracia. Alguien o alguna oenegé, de esas que dicen luchar por los derechos humanos, debiesen haber planteado ya la inconstitucionalidad de esa norma.

Mientras eso sucede, hay que conocer, por lo menos quienes pueden ser candidatos para que el ciudadano se informe de ellos. Eso pretende este ejercicio que empiezo hoy y desarrollaré en los próximos días.

Partidos habilitados

A la fecha hay 20 partidos inscritos en el Tribunal Supremo Electoral, pero algunos están suspendidos por distintas razones, además, otros están en proceso de cancelación. Así hay 15 partidos que en teoría, al día de hoy, se encuentran habilitados para postular candidatos. A ello hay que agregar 23 organizaciones en proceso de formación de partido político más no todas tienen ahora o llegarán a tener a tiempo, el número de afiliados requeridos por ley para ser partido político.

Digo que se estima que no llegarán a serlo porque aunque lo lograsen y luego de la depuración de firmas resultase que sí tienen los afiliados requeridos, todavía tendrán que realizar antes de la convocatoria a elecciones sus asambleas municipales, departamentales y nacional. Si se toma en cuenta que entre unas y otras debe mediar un plazo establecido y que inconformes pueden impugnarlas, simplemente no les da tiempo para participar en las elecciones del 2023.

De esa cuenta, me centraré en los candidatos quienes se estima que tienen vehículo electoral -partido- o que lo tendrán a tiempo, pero que además, por su grado de conocimiento a nivel nacional o su historial político, tienen alguna posibilidad de pelear por la presidencia.

Este listado será de los que quieren, pueden y se estima que tengan alguna posibilidad. Sin duda quedarán fuera algunos candidatos que quieren, pero no tienen partido, o que tienen, pero no tienen posibilidades por una u otra razón, entre las cuales puede estar que no obtendrán finiquito, presumiblemente.

En la lista de los candidatos que quieren, pueden y podrían lograr algún resultado figuran:

Thelma Cabrera, del MLP; Edmond Mulet, de Cabal (en formación); Zury Ríos* de Valor; Enrique Degenhart (se le menciona en Unionista); Sandra Torres, de UNE (si es que no la cancelan a tiempo), y Oscar Rodolfo Castañeda de Unión Republicana (en formación).

Más allá de esos partidos, hay otras organizaciones que ni tienen candidato y que, aunque lo lleguen a tener, no tendrán posibilidades reales. También hay personas que pretenden ser candidatos, pero que no tienen, por ahora, partido que los postule.

Hay entonces, seis candidatos, al día de hoy, que quieren, pueden y que tienen posibilidades. En la próxima entrega ahondaré en cada uno de ellos y sus posibilidades.

*Su participación será, como en el pasado, impugnada de inconstitucional. Habrá que esperar qué dicen las Cortes en esta ocasión.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE POLÍTICA