Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

No hay juicio que frene a Trump, por ahora

Ilustración por Gabo®
Rafael P. Palomo
15 de mayo, 2024

A 174 días de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, la coyuntura ha tenido poco impacto en la intención de voto. Trump sigue liderando la batalla y mostrando dominio en los estados bisagra, la clave para cambiar el resultado de las elecciones en 2020, cuando también las disputó contra Joe Biden. No obstante, los márgenes siguen siendo muy pequeños.  

  • Trump se impuso a sus opositores republicanos y a los intentos de dejarlo fuera de la papeleta en algunos estados, pero su juicio en Nueva York podría debilitar su candidatura.  

Los datos. Las últimas encuestas del New York Times, el Philadelphia Inquirer y Siena College colocan al expresidente Trump en ventaja en cinco de los seis escenarios más disputados del mapa electoral. El republicano lidera por 3 puntos en Pennsylvania, 7 puntos en Arizona y Michigan, 10 en Georgia y 12 en Nevada. El presidente Biden le aventaja en Wisconsin, donde lidera por 2 puntos en las encuestas citadas. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE POLÍTICA
  • Los márgenes en Pennsylvania, Arizona y Michigan, sin embargo, siguen siendo lo suficientemente cortos como para que Biden pueda remontarlos.  

  • Pennsylvania y Michigan, además, son los estados que más favorables serían para Biden entre los votantes indecisos. Una victoria en esos dos estados —junto con Wisconsin— sería suficiente para la reelección del demócrata.  

  • Tanto Biden como Trump son “viejos conocidos” para el electorado. Poco les queda por demostrar, por lo que el punto crucial de la campaña parecería ser el juicio de Trump en Nueva York.  

Entre líneas. De momento, el magnate enfrenta 40 cargos federales relacionados con retención de información clasificada en Florida; cuatro cargos federales y diez cargos estatales por intento de subversión electoral en Georgia, y 34 cargos criminales derivados de pagos a la actriz pornográfica conocida como “Stormy Daniels” en Nueva York. Este último podría ser su mayor complicación, aunque un 80% de sus simpatizantes afirman que votarán por Trump aun si es condenado. 

  • La poca diferencia en estados clave, sin embargo, podría verse afectada por ese aproximadamente 20% de votantes que cambiarían de opinión si es declarado culpable. 

Sí, pero. El caso contra Trump es complejo. El estado de Nueva York le acusa —bajo un cargo federal— de haber interferido en las elecciones por el pago que realizó su exabogado, Michael Cohen, a la actriz. Sin embargo, la mayoría de los expertos coinciden en que la interpretación de la fiscalía es frágil y poco seria. No parece ser el enfoque más fuerte para obtener una condena. El jurado de Nueva York, no obstante, es hostil al expresidente. 

  • La estrategia de Trump ha sido postergar, lo más posible, los casos en su contra y alejarlos de la fecha de las elecciones. De momento, parece funcionar. Evitar el veredicto antes del 5 de noviembre es fundamental para el republicano.  

  • Los demócratas, por su parte, tendrán que compensar el desgaste generado por el senador Bob Menendez, cuyo juicio por corrupción y lavado de dinero inició el pasado lunes.  

  • El mayor reto para Biden será luchar contra el peso de su mala gestión de la economía, la migración, la política exterior y la conflictividad social en EE. UU. 

En conclusión. El panorama no cambia mucho de cara a las elecciones, puesto que los candidatos dejan poco al chance. La ciudadanía los conoce y, por lo tanto, hay poco margen para atraer nuevos adeptos. Las encuestas demuestran que Trump podría obtener hasta un 20% del voto negro, la cifra más alta en la historia del partido republicano desde tiempos de la lucha por los derechos civiles. Con poco nuevo que ofrecer, la decisión de un jurado neoyorquino es lo único previsible que pueda poner en riesgo la victoria de Trump. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE POLÍTICA

No hay juicio que frene a Trump, por ahora

Ilustración por Gabo®
Rafael P. Palomo
15 de mayo, 2024

A 174 días de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, la coyuntura ha tenido poco impacto en la intención de voto. Trump sigue liderando la batalla y mostrando dominio en los estados bisagra, la clave para cambiar el resultado de las elecciones en 2020, cuando también las disputó contra Joe Biden. No obstante, los márgenes siguen siendo muy pequeños.  

  • Trump se impuso a sus opositores republicanos y a los intentos de dejarlo fuera de la papeleta en algunos estados, pero su juicio en Nueva York podría debilitar su candidatura.  

Los datos. Las últimas encuestas del New York Times, el Philadelphia Inquirer y Siena College colocan al expresidente Trump en ventaja en cinco de los seis escenarios más disputados del mapa electoral. El republicano lidera por 3 puntos en Pennsylvania, 7 puntos en Arizona y Michigan, 10 en Georgia y 12 en Nevada. El presidente Biden le aventaja en Wisconsin, donde lidera por 2 puntos en las encuestas citadas. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE POLÍTICA
  • Los márgenes en Pennsylvania, Arizona y Michigan, sin embargo, siguen siendo lo suficientemente cortos como para que Biden pueda remontarlos.  

  • Pennsylvania y Michigan, además, son los estados que más favorables serían para Biden entre los votantes indecisos. Una victoria en esos dos estados —junto con Wisconsin— sería suficiente para la reelección del demócrata.  

  • Tanto Biden como Trump son “viejos conocidos” para el electorado. Poco les queda por demostrar, por lo que el punto crucial de la campaña parecería ser el juicio de Trump en Nueva York.  

Entre líneas. De momento, el magnate enfrenta 40 cargos federales relacionados con retención de información clasificada en Florida; cuatro cargos federales y diez cargos estatales por intento de subversión electoral en Georgia, y 34 cargos criminales derivados de pagos a la actriz pornográfica conocida como “Stormy Daniels” en Nueva York. Este último podría ser su mayor complicación, aunque un 80% de sus simpatizantes afirman que votarán por Trump aun si es condenado. 

  • La poca diferencia en estados clave, sin embargo, podría verse afectada por ese aproximadamente 20% de votantes que cambiarían de opinión si es declarado culpable. 

Sí, pero. El caso contra Trump es complejo. El estado de Nueva York le acusa —bajo un cargo federal— de haber interferido en las elecciones por el pago que realizó su exabogado, Michael Cohen, a la actriz. Sin embargo, la mayoría de los expertos coinciden en que la interpretación de la fiscalía es frágil y poco seria. No parece ser el enfoque más fuerte para obtener una condena. El jurado de Nueva York, no obstante, es hostil al expresidente. 

  • La estrategia de Trump ha sido postergar, lo más posible, los casos en su contra y alejarlos de la fecha de las elecciones. De momento, parece funcionar. Evitar el veredicto antes del 5 de noviembre es fundamental para el republicano.  

  • Los demócratas, por su parte, tendrán que compensar el desgaste generado por el senador Bob Menendez, cuyo juicio por corrupción y lavado de dinero inició el pasado lunes.  

  • El mayor reto para Biden será luchar contra el peso de su mala gestión de la economía, la migración, la política exterior y la conflictividad social en EE. UU. 

En conclusión. El panorama no cambia mucho de cara a las elecciones, puesto que los candidatos dejan poco al chance. La ciudadanía los conoce y, por lo tanto, hay poco margen para atraer nuevos adeptos. Las encuestas demuestran que Trump podría obtener hasta un 20% del voto negro, la cifra más alta en la historia del partido republicano desde tiempos de la lucha por los derechos civiles. Con poco nuevo que ofrecer, la decisión de un jurado neoyorquino es lo único previsible que pueda poner en riesgo la victoria de Trump.