23° GUATEMALA
28/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Chapines en USA
Chapines en USA
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Reducción del daño de Tabaco ¿cuáles son las alternativas?

María Inés Rivera
01 de julio, 2020

El tabaco sigue creando crisis de salud pública alrededor del mundo. En la actualidad existen 1300 millones de fumadores y cada día 100 mil jóvenes menores de 18 años empiezan a fumar.

El pasado martes se llevó a cabo un panel de discusión llamado “Reducción del daño del tabaco”. En el panel diferentes expertos presentaron evidencia científica alrededor de las alternativas de cigarrillos tradicionales para resolver el problema del tabaquismo y sus daños en la salud.

El panel estuvo conformado primero por Gizelle Baker Directora del programa de Ciencia de Philip Morris. Segundo, por Peter Hardper jefe de oncología de Guy’s King’s y el Hospital Sanit Thomas en Londres. Y por último, por Ruben Zimlichman jefe del departamento de medicina y del Instituto de Hipertensión en el Centro Médico E. Wolfson, en Israel.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La conversación giró entorno a la pregunta ¿estamos cerca de prevenir que nuevas poblaciones consuman productos nocivos?

En palabras de la doctora Baker “nosotros no queremos tentar a los no fumadores, sino darles una alternativa que aunque tiene riesgos, es menos nociva”

¿Cuáles son las alternativas para dejar de consumir el tabaco?

Cuanto más tiempo y más fume una persona, mayor es el riesgo de contraer enfermedades relacionadas con el tabaco, dijo la doctora Gizelle Baker. Por lo tanto, dejar de fumar reduce en gran medida el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas al cigarrillo.

Primero, Baker recalcó la importancia de medir quienes utilizan los productos de alternativa a cigarrillos convencionales. Un estudio reciente de 90 días, les dio a fumadores al azar la opción de usar cigarrillos o IQOS (producto de tabaco recalentado). La conclusión fue clara, hubo una reducción de cigarrillos y un mayor cambio a IQOS.

El estudio, según Baker, demostró que los niveles de Acroleína son mucho menores en un IQOS en comparación a un cigarrillo estándar.

Los consumidores necesitan acceso a información precisa que les permita tomar decisiones informadas sobre su salud.

Gizelle Baker

IQOS tras 5 años de estar en algunos países, ha logrado captar la atención de 14 millones de fumadores en el mundo, de los cuales 10 millones han dejado de usar cigarrillos convencionales. IQOS produce niveles mas bajos de químicos nocivos en comparación a los cigarrillos.

La doctora Bake dejó claro que a pesar de que los productos de tabaco calentado como IQOS no son libres de riesgo, estudios independientes muestran que es una opción mucho mejor que los cigarrillos.

Por ejemplo, según Baker, el mercado japonés demostró una reducción de ventas del 20% de cigarrillos convencionales desde el 2016, la explicación fue la introducción de IQOS al mercado.

Reducción de enfermedades cardiovasculares

El doctor Reuven Zimlichmann hizo énfasis que en los últimos 20 años, ha existido una pequeña mejora en la mayoría de países europeos en la reducción de enfermedades cardiovasculares.

Según Zimlichmann, existe una necesidad de un nuevo enfoque para combatir el estancamiento y mejorar la salud de la población. Sin embargo, más de mil millones de personas siguen fumando, por esto es importante encontrar nuevas formas para mejorar estos inevitables hábitos de vida.

Según las conclusiones de estudios académicos dijo el doctor Zimlichmann, IQOS emite cantidades menores de sustancias nocivas en comparación a los cigarrillos. El producto tuvo de 10 a 25 veces menos exposición a cancerígenos que los cigarrillos.

Se niegan a aceptar los hechos y no hacen caso a los datos porque no están convencidos de las fuentes. En mi opinión la única manera de avanzar es haciendo caso y observando los datos, para luego tomar una decisión y no al revés.

Reuven Zimlichmann

Por último, Zimlichmann resaltó un estudio de los efectos cardiovasculares de cambiarse de cigarrillos de tabaco a cigarrillos electrónicos, en el que las personas demostraron mejoras en tan solo un mes.

El doctor resaltó que a pesar de que dejar de fumar siempre es la mejor opción, es un deber ético de los doctores estar informados sobre los productos alternativos del tabaco.

En opinión del doctor, los cigarrillos electrónicos y los productos de tabaco calentado son menos nocivos que el cigarrillo tradicional.

Un enfoque pragmático para la reducción del daño de tabaco

El doctor Peter Harper resaltó que mil millones de personas continúan fumando cigarrillos que contienen químicos y carcinógenos tóxicos.

Por otro lado, es importante resaltar dijo, que la mayoría de los fumadores no lo dejan y que el 64% de ellos son diagnosticados con cáncer de pulmón y aún así, continúan fumando.

El llamado de atención que necesitamos es en el tema de regulación, normas para productos, acceso y mercadeo de productos. La ciencia muestra, dijo el doctor Harper, que la nicotina es aditiva pero no mortal. Es la mezcla de químicos que causa enfermedades graves y la muerte, como sucede en el caso del cigarrillo convencional.

El problema es que la política sigue favoreciendo al cigarrillo convencional porque es legal, dijo Harper. Siguen surgiendo mayores restricciones regulatorias para los nuevos productos que pueden ser mejores que los actuales en el mercado, según el doctor.

En conclusión, Harper resaltó que debemos buscar normas, pruebas específicas de los productos y regulaciones para minimizar el consumo por parte de no fumadores y maximizar el consumo de los fumadores.

Hay que exponer los datos de cualquier manera, pero hay un grupo de la población que todavía quiere fumar. Tenemos que crear confianza en el avance para detener la prohibición de nuevos productos alternativas.

Peter Harper
SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR