16° GUATEMALA
29/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Chapines en USA
Chapines en USA
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Cáncer de tiroides: qué es, tipos y cómo se diagnostica

Content Marketing
04 de agosto, 2020

El cáncer de tiroides es el cáncer más frecuente de las glándulas endocrinas no ginecológicas. En la actualidad existen aproximadamente más de 500 mil casos nuevos al año en el mundo.

Existen varios tipos de cáncer de tiroides:

  • Los carcinomas que vienen del tejido tiroideo. Estos pueden ser bien diferenciados (cáncer papilar y cáncer folicular) y los indiferenciados (cáncer anaplásico).
  • Los carcinomas que provienen de tejido neuroendocrino y que está distribuido dentro de la tiroides, es el carcinoma medular.

Los más frecuentes son los diferenciados. Entre estos, el más frecuente es el cáncer papilar. Forma el 90 a 95% de los cánceres de tiroides. Por lo general su pronóstico es muy bueno, según expertos.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

En las últimas décadas, se ha visto un aumento muy drástico en el número de casos de cáncer de tiroides. Esto se debe a un diagnóstico temprano por el uso de estudios de imágenes más precisos y mayor acceso a sistemas de salud de las poblaciones.

Más frecuente en mujeres

En Guatemala, un estudio realizado por el Dr. Marco Antonio Peñalonzo, y sus colaboradores, encontró que el diagnóstico se ha mantenido constante, así como la mortalidad debido a cáncer de tiroides.

Las series de casos de los doctores Peñalonzo y Carlos Cordón concluyen lo mismo que en otras series a nivel mundial: el cáncer más frecuente en Guatemala es el carcinoma papilar por 90%. Además, es más frecuente entre la cuarta y quinta década de la vida. El pronóstico por lo general es muy bueno, según los expertos.

En todos los estudios, se ha visto que la enfermedad es más frecuente en mujeres, que en hombres. La razón de esta disparidad de género todavía no se ha demostrado. Sin embargo, existe una relación con las hormonas femeninas, en especial los estrógenos.

En las células tiroideas existen unos receptores de estrógenos que parecieran tener dos efectos importantes: 1) inducir la proliferación celular y 2) disminuir la agresividad del cáncer.

Esto último, explica por qué las mujeres son más propensas al cáncer de tiroides y es menos agresivo que en los hombres.

Todos los cánceres de tiroides se manifiestan como una pequeña lesión o tumor en el cuello, sobre todo en la parte anterior del cuello. Sin embargo, no todas esas lesiones son cáncer. Es más, la mayoría de los tumores de tiroides son benignos y a penas un 10 a 15% llegan a ser cáncer.

Diagnóstico

El diagnóstico se puede dividir en tres fases:

1) La entrevista y el examen físico: consiste en buscar factores que podrían predisponer que ese tumor sea cáncer. El examen físico evalúa las características clínicas del tumor, sobre todo su consistencia y movilidad.

2) Realizar ultrasonido: se obtiene importante información, más que estudios de imagen que son más complejos y caros. Con el ultrasonido se puede ver la localización anatómica del tumor, el tamaño, invasión a estructuras vecinas, único o múltiple,
unilateral o bilateral, presencia de metástasis ganglionares regionales.

3) Biopsia: se realiza por medio de una aguja muy fina. El procedimiento tiene un riesgo muy bajo de complicaciones y goza de una sensibilidad y especificidad muy altas.

Certeza al diagnosticar

Integra Cancer Institute tiene entre su equipo de expertos en oncología a un patólogo, con experiencia en este tipo de biopsias, lo que aumenta la certeza diagnostica que brinda el centro a sus pacientes.

El tratamiento del cáncer de tiroides es principalmente quirúrgico, no existe hasta la fecha otra opción de tratamiento con intención curativa que la cirugía.

La cirugía puede consistir en la extirpación total de la glándula con o sin la resección de los ganglios regionales. Generalmente después de la cirugía los pacientes deben tomar de por vida hormona tiroidea para sustituir la que producida la glándula resecada.

Te puede interesar leer:

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR