Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Conversaciones telefónicas lo ligan a proceso

Redacción República
10 de octubre, 2013

La fiscalía presentó, ayer, como evidencia de la participación de la masacre en Salcajá, de Eduardo Francisco Villatoro Cano, quien a través de vía telefónica le dice a una persona no identificada: “Tuve que matar a ese policial solo para quitarme la cólera. Allí arribita de Cuatro Caminos me robaron US$740 mil”. 

Los audios y videos que presentaron en el tribunal, pretenden demostrar que Guayo Cano, el día de la masacre vigiló la subestación de Salcajá, como se pudo ver en los videos durante la presentación de pruebas. Además se aprecia 3 carros que ese día -13 de julio- rodearon la estación, se ve cuando al bajar los pistoleros matan a sangre fría al policía que estaba apostado en la puerta de entrada y luego cuando sacan al subcomandante César Augusto García Cortez y se lo llevan secuestrado… Una semana después apareció desmembrado. 

Entre las pruebas se cuenta con una conversación que Guayo Cano tiene el 19 de junio con Delmar Dagoberto Calderón Villatoro -conocido como el gringo- sobre el hallazgo de los restos del subinspector, en el río Valparaíso, La Democracia, Huehuetenango, por parte del MP y la Policía. 
Durante la audiencia de ayer se pudieron escuchar las siguientes conversaciones y frases entre cortadas dejándose entender de la siguiente manera: Villatoro Cano dice: “Aquí estoy viendo noticias… qué habrán dicho…” y Calderón Villatoro le responde: “Que encontraron los dedos y confirmaron que eran de esa basura —García Cortez—. Encontraron la parte del cráneo…”.
“…Vas a ver la sacudida que les voy a dar a esas patrullas que andan ch… allí. Les voy a dar una sacudida que no van a querer bajar…”, dijo el sindicado a un desconocido.
“…Ahorita dirán: ‘P…, nos tiene miedo, se corrieron’, pero h…, les voy a preparar su chocolate, vas a ver. Yo tengo mucha gente, bien matamos 20, 30 s… -policías-..”, afirmó Guayo Cano.
“Tavo llamó a Tarzán y que encontraron una mano en el río, allí por el hotel La Ceiba”, le dijo Édgar Waldini Herrera Villatoro a Guayo Cano.
SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR