21° GUATEMALA
25/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

El “uno” figura en escuchas de caso Aceros de Guatemala

Eder Juarez
17 de febrero, 2016

Este miércoles en la audiencia de primera declaración del nuevo caso de corrupción en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), contra funcionarios y ejecutivos de las empresas Aceros de Guatemala y Tres Puertos, apareció una escucha telefónica que hace referencia a “el uno”, el exPresidente Otto Pérez Molina, según lo indicó en su momento el Ministerio Público (MP).

La audiencia se desarrolló en el Juzgado de Mayor Riesgo B a cargo del Juez Miguel Ángel Gálvez, quien lleva el caso desde su inicio. En una escucha telefónica que presentó el MP, se menciona en una conversación entre Geovany Marroquín y el exintendente del Departamento Jurídico, Alfonso Castillo a “el uno”.

“Ahí le escribí de una vez a ´el uno´ para comentarle del tema porque esto es muy secreto, solo El Chiquitillo y yo lo sabemos, para no quemar, o que le hiciera como un cuestionamiento o una recomendación y ya después hablar con él”, se escucha en la comunicación entre las dos personas antes mencionadas.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

“El Chiquitillo”

En la audiencia también se dio a conocer que a quien se le conocía como “El Chiquitillo” era Ariel de Jesús Guerra, entonces intendente de Fiscalización. El MP ha presentado una serie de escuchas telefónicas en las cuales se señala como Aceros de Guatemala buscaba evadir el pago de Q255 millones de impuestos.

Los capturados por este caso son los empleados de la SAT: Alfonzo Romeo Castillo Castro, Director de la Intendencia Jurídica; Elder Hermelindo Fuentes García, Intendente; José Antonio Mangandi Ortiz, Gerente de Contribuyentes Especiales Grandes; Evelin Yulisa Natareno Gómez, Jefe del Departamento de la Intendencia de Verificaciones; Alicia López Paiz, mandataria de la entidad; y los auditores Osmin Ronaldo Ceijas Díaz, Giovani Estefan Reyes Pérez, Nidia Verónica Espina Batres y Julio Ernesto Román García, involucrados en una red de corrupción.

Asi como los representantes legales de Aceros de Guatemala, Frank Trujillo quien también es el abogado de la compañía, quien se presentó voluntariamente en el Juzgado de Mayor Riesgo B, asi como Maria Eugenia Valdés Gómez, capturada en un hospital privado de la zona 10. También se presentó a la audiencia el prófugo Ariel de Jesús Guerra Castillo.

La Fiscalía de Delitos Económicos y la Policía Nacional Civil (PNC), efectuaron una serie de allanamientos para capturar a 11 funcionarios de la SAT, tres representantes y mandatarios legales de la empresa Aceros de Guatemala y Tres Puertos, a quienes el MP los señala de utilizar una estructura criminal dentro de la SAT para modificar informes que favorecen la evasión fiscal.

Según las investigaciones, la SAT presentó en 2012 tres querellas contra la empresa referida por los delitos de defraudación tributaria y casos especiales de defraudación tributaria por Q255 millones.

Derivado de La Línea

Durante las pesquisas del caso La Línea, en las escuchas telefónicas se detectan las relaciones de este nuevo caso, indicó el jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez. Fue así como se documentaron dos eventos: uno por la alteración de informes de la SAT para esa actuación procesal, y otro con el pago acelerado de una devolución de crédito fiscal a la empresa.

En la investigación se establece que Giovanni Marroquín, quien fue detenido el 16 de abril de 2015 por el caso La Línea, coordinó con Aceros de Guatemala y empleados de la SAT, junto a dos intendentes, por alterar los informes que el ente recaudador presentó en 2012 para sustentar las primeras tres denuncias.

En esas acciones se vieron involucrados el entonces superintendente de Administración Tributaria, Omar Franco, también sindicado por el caso La Línea. Luego ante el juez séptimo, el abogado encargado era Frank Trujillo, cuya estrategia era conseguir una desestimación parcial en favor de Aceros de Guatemala, mediante el informe alterado que, en lugar de sustentar técnicamente irregularidades, responsabilizaba a otros proveedores que eran empresas de cartón o de personas fallecidas, explicó la Fiscal General Thelma Aldana.

De acuerdo con las investigaciones adelantadas, la compañía, por conducto de Tres Puertos, se sirvió de la red de corrupción liderada por los hoy detenidos Omar Franco Chacón,  exsuperintendente de Administración Tributaria y Geovani Marroquín Navas, ambos integrantes de la organización criminal conocida como “La Línea”, y conformada por los demás funcionarios y exfuncionarios aprehendidos el viernes pasado, para obtener la desestimación de tres querellas que cursaban contra Aceros de Guatemala por Q255.612.266,82, mediante la alteración de las auditorías que los vinculaban al caso.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER