18° GUATEMALA
21/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Líder de El Estor con orden de captura habla del secuestro de policías y agresión a autoridades comunitarias

Pedro Cuc Pan tiene orden de captura por dos delitos. En la entrevista cuenta cómo ha evadido la detención y cuáles son los motivos para de la "resistencia pacífica" del grupo que dirige.

El bloqueo en El Estor tardó 20 días.
Luis Gonzalez
23 de diciembre, 2021

Pedro Cuc Pan es una de las dos personas de la comunidad Chapín Abajo, de El Estor, Izabal, con orden de captura por dos delitos: Usurpación agravada y resistencia. "Soy prófugo de la justicia", reconoce, pero, según él, esa persecución penal es "injusta" porque responde a "calumnias". Además, señala ha dirigido una "resistencia pacífica" contra las mineras y para recuperar tierras que les fueron despojadas.

El lunes 20 de diciembre 15 agentes de la Policía ingresaron en la comunidad Chapín Abajo para capturar a Cuc Pan junto con Pedro Choc Icó, pero fueron desarmados y secuestrados durante más de 20 horas.

A cambio de liberarlos, el grupo pidió a las autoridades firmar un acta con dos peticiones principales: liberar a Oswaldo Rey Chub Caal y quitar las órdenes de captura contra Cuc Pan y Choc Icó. Además, como "prenda" de compromiso se quedaron con 12 pistolas y dos fusiles, así como un arma para lanzar gas lacrimógeno.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El bloque de 20 días

Antes de hablar de lo ocurrido el lunes 20 de diciembre en la comunidad Chapín Abajo, Cuc Pan prefiere regresar al mes de octubre cuando bloquearon durante 20 días una de las principales carreteras de El Estor.

Según Cuc Pan, como Autoridad Ancestral pidió participar en el proceso de preconsulta y consulta indígena por el proyecto minero Fénix, pero su petición fue rechazada. De acuerdo con el Ministerio de Energía y Minas, solo fueron tomadas en cuenta las comunidades del área de influencia de la mina, por ello este grupo quedó al margen. 

Pero el entrevistado asegura que eso "no fue justo", según la interpretación que hacen del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que define la consulta a pueblos indígenas.

Esa inconformidad, agrega Cuc Pan, los llevó a bloquear el paso para presionar a las autoridades a suspender la preconsulta. Pero el largo bloqueo tuvo consecuencias. Un contingente de la Policía quitó los obstáculos después de no lograr el retiro voluntario de los inconformes. Y se desató la violencia.

Las autoridades fueron agredidas con piedras y palos y se escucharon armas de fuego. Cuc Pan asegura que de su lado solo hubo piedras, palos y uno que otro machete. Reconoce que se escucharon disparos, pero señala que no sabe si después que llegaron más personas se usaron armas y, en todo caso, ocurrió un fuego cruzado.

De su participación liderando lo que llama "resistencia pacífica" contra las mineras, surgió la orden de captura que buscaban ejecutar los 15 policías retenidos.

El secuestro y agresión 

Durante la entrevista, Cuc Pan reconoció que estuvo escondido en la Sierra de las Minas durante 45 días, junto con Choc Icó. Ese tiempo tardaron los estados de Sitio y Prevención. Al finalizar las restricciones volvió a su vivienda en la comunidad Chapín Abajo, habitada por unas 900 personas.

Volvió a su vivienda solo a despedirse de su familia, comenta. Pero señala que le pidieron se quedara y que lo "iban a proteger". El lunes 20 de diciembre cuando salió de su casa a un proyecto comunitario, se percató que supuestamente lo estaban vigilando. Cumplió con su tarea y cuando regresó la Policía llegó para capturarlo. Fue cuando un grupo rodeó a los agentes y los desarmó. 

También les quitaron los celulares y por medio de los teléfonos, según Cuc Pan, dieron con dos vecinos que aparentemente pasaban información a la Policía. De inmediato fueron a traerlos por la fuerza a sus casas. Primero se llevaron a Porfirio Jiménez, y luego a Miguel Tox. Después surgió el nombre del alcalde auxiliar y también llegaron a la casa de Héctor Valerio Quip para confrontarlo.

A los policías los retuvieron en una habitación, mientras que a Jiménez y a Tox los dejaron a la intemperie de las 7 de la noche hasta las dos de la madrugada del martes 21 de diciembre. Pero Cuc Pan asegura no ordenó golpearlos, sin embargo, reconoce que era de noche, oscuro y fueron muchas las personas aglomeradas y no descarta las agresiones. Tal vez a alguien "se pasó la mano, fue en la noche, en la oscuridad", dijo.

Una persona que estuvo con Jiménez y Tox, el miércoles 22 de diciembre mientras eran atendidos en una clínica privada, asegura que sí estaban golpeados. Se menciona tortura física y psicológica. Incluso Porfirio tenía una cortada profunda en el índice derecho y pudo perder el dedo.

No devolverán las armas hasta que se cumplan las peticiones

Para liberar a los 15 policías secuestrados, el grupo liderado por Cuc Pan pidió a las autoridades firmar una acta de compromiso. De acuerdo con el entrevistado, el jueves 23 de diciembre esperaban una respuesta. Asegura que el Gobernador de Izabal, Héctor Alarcón, así como las otras autoridades, se comprometieron con ellos.

Pero el gobernador, quien estuvo presente en la comunidad, asegura que el tema le corresponde al juez Selvin Díaz. Consultado el juzgador, resalta que no es su responsabilidad. Es más, dijo que no firmó esa acta porque no puede asumir compromisos institucionales

Por su lado, la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), también indicó que solo fueron solicitudes del grupo dirigido por Cuc Pan, no así acuerdos de las instituciones. Tox participó como representante titular las comunidades del sur de El Estor en el proceso de preconsulta y consulta indígena del proyecto minero Fénix.

El aludido es "Cargador Principal" del Consejo de Comunidades Maya Q'eqchí. Pero su participación no es bien vista por el grupo que dirige Cuc Pan. Asegura que favorece a la empresa minera y su nombramiento carece de legitimidad.

"Mientras el gobernador cumpla su palabra la comunidad vivirá en paz y tranquilidad", concluyó Cuc Pan, quien ahora dice que sigue protegido en Chapín Abajo y señalado de manera injusta de ser "terrorista y asesino".

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER