Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Policía revela detalles del crimen cometido por tres adolescentes en la zona 18

Las tres señaladas de cometer el crimen contra una adolescente de 15 años fueron ligadas a proceso penal y quedaron bajo custodia de un correccional para menores.

En el lugar del crimen aautoridades hallaron una nota de amenaza. (Foto República: Redes sociales).
Glenda Sanchez
11 de junio, 2022

Pasaban las 12: 30 horas del viernes 3 de junio de 2022. Parecía un día normal de invierno en Guatemala. Nublados en algunas zonas con intermitente lluvia y las alertas de Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) y el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), para prevenir tragedias por cualquier incidente.

Un grupo de tres adolescentes, de 14, 15 y 17 años, caminaba por la manzana 46, lote 323, asentamiento Esquipulas, sector Rosado, colonia El Limón, zona 18 capitalina. Saludaron como de costumbre a los policías que mantienen rondas de seguridad en la zona desde 2020, según la Policía Nacional Civil. "Buen día polí, ¿cómo está? ", saludaron las mujeres para despistar a los agentes.

"El saludo era algo normal, lo hacían con frecuencia para no levantar ninguna sospecha que colaboraban con la pandilla. Claro que ya estaban en el radar de la investigación, sabíamos que eran paro o aliadas a los mareros del Barrio 18, se daba seguimiento", narra una fuente oficial de la PNC.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El día transcurría normal, personas iban y venían por la calle de sus trabajos y encomiendas. Sin embargo, después de las  21:00 horas  gritos alarmaron a los vecinos del asentamiento que notificaron a un grupo de agentes que hacía ronda en el sector. Los policías identificaron la residencia, "la casa azul". Antes de ingresar escucharon a los invasores decir: "Es la Policía".

"Escena aterradora"

La escena que vieron los agentes al ingresar fue aterradora, cuenta la fuente de la PNC.

Aclaró que en ningún momento las menores se resistieron cuando la Policía intentaba ingresaren la casa, al contrario ingresaron sin ninguna complicación. "Observamos el cadáver de una mujer delgada y pequeña entre posas de sangre, al lado del cuerpo un cuchillo, sospechamos que fue el arma que utilizaron para asesinarla", narra.

Alrededor de la víctima tres adolescentes. Una sostenía la cabeza, mientras la otra grababa el crimen y una tercera sostenía una linterna. En la casa no hay luz por estar abandona según el reporte policial. Agentes y fiscales empezaron la recopilación de evidencias.

A las 10.00 horas los padres de una jovencita (Shirly Cristina, de 15 años) se acercaron al lugar del crimen y preocupados preguntaron qué pasaba. Su llegada no fue por curiosidad, al contrario era de preocupación y angustia ya que su hija de 15 años había desaparecido ese viernes después de las 12:30, contó la autoridad policial.

Los angustiados padres comentaron que un amigo de su hija  llegó a la casa ese día y le propuso que salieran. Shirly sin pretexto salió de la casa y no regresó. Después de siete horas los padres activaron un alerta Isabel-Claudina para reportar la desaparición. 

Confirman la identidad

En ese momento por protocolo no se permitió el  ingreso. El Ministerio Público coordinó la identificación del cadáver. Sin embargo, las características físicas y la ropa de la víctima coincidieron con la descripción de los padres. El proceso de la escena continúo hasta la mañana de sábado.

A partir de ese día investigadores analizaron los indicios y preliminarmente establecen que las cuatro eran "paros" o colaboradoras de la Mara 18. "Los agentes presumen que el crimen fue por conflictos entre los mareros, puede ser pelea de poder dentro del grupo, que no entregaron el dinero de la extorsión o por haber 'planchado'", agrega la PNC

Además, se indica que hace algunos meses en la casa fue capturado un pandillero, razón por la que las autoridades presumen que se usaba como guarida o sede del grupo para cometer ilícitos. Aseguran que en la colonia hay varias residencia abandonas porque los pandilleros han amenazado a los propietarios. En muchos de los casos las residencias son usadas con esos fines.

El ministro de Gobernación, Napoleón Barrientos, manifestó que investigan el hecho y que esas conductas son causada por la desintegración familiar, abandono de menores y consumo de drogas, pues son situaciones aprovechadas por los grupos criminales para reclutar más integrantes.