Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Procesan a médicos que participaron en la extracción de un riñón

Los cuatro galenos enfrentarán un proceso penal por el delito de disposición ilegal de órganos o tejidos humanos.

Imagen de archivo de la captura de uno de los médicos ligado a proceso penal.
Ana González
14 de marzo, 2023

El Juzgado de Primera Instancia Penal con Competencia Especializada en Delitos de Trata de Personas ligó a proceso penal a los médicos Mario Rene Bolaños Porras, Dany Ferlandi Chocooj Coy, Ángel David Valdez Vargas y Orlando Rodas Pernillo por el delito de disposición ilegal de órganos o tejidos humanos.

Los galenos están vinculados con la extracción ilegal de un riñón a una paciente, quien había sido diagnosticada con extracción de glándula suprarrenal.

La víctima autorizó la cirugía para la extracción del tumor, pero exámenes posteriores confirmaron que se le había extraído un riñón sin su consentimiento.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El caso

La denuncia fue presentada el 20 de mayo del 2022. Los familiares aseguran que la víctima fue diagnosticada con mielolipoma suprarrenal derecho, por lo que se programó una cirugía. Tras la intervención, uno de los médicos dijo que todo había salido bien y que se había extraído el tumor junto con la glándula.

La familia programó una cita postoperatoria con el médico tratante, pero antes de acudir pidieron una copia del informe de patología al hospital y constataron que le fue extraído el riñón, situación que fue reconfirmada en otros centros de diagnóstico. El médico tratante evitó abordar la situación.

"Decidimos realizar exámenes de radio imagen en otros Centros de Diagnóstico, de los que se evidenció claramente, la ausencia del riñón y la presencia del mielolipoma  y la glándula suprarrenal. Inexplicablemente a través de la intervención quirúrgica relacionada únicamente extrajeron un riñón sano, sin consentimiento alguno", relataron hace unos días familiares por medio de un comunicado de prensa.

Se asegura que la intervención complicó aún más la salud de la paciente, por lo que decidieron emprender las acciones legales pertinentes.

Los médicos detenidos se enfrentan a una pena de prisión de cinco a 10 años, según establece el artículo 301 del Código Penal.

"Disposición ilegal de órganos o tejidos humanos. Quien participe en cualquier acto ilegal que conlleve extracción, conservación, suministro, comercio y utilización de órganos o tejidos de personas vivas o de cadáveres, será sancionado con prisión de cinco a diez años.", detalla el marco legal.