Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Documentos de Snowden muestran que la NSA tiene nuevo programa de guerra informática

Redacción República
13 de agosto, 2014

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EEUU dispone de un programa informático capaz de contraatacar automáticamente, sin ninguna intervención humana, a piratas informáticos, afirmó el exconsultor de inteligencia estadounidense Edward Snowden.

Según Snowden, hoy refugiado en Rusia, ese antivirus, conocido como ‘MonsterMind’ es un arma dudosa: en caso de ataque de piratas informáticos contra intereses estadounidenses, permite tomar automáticamente represalias contra el ordenador que alberga la dirección en la que se originó el ataque, incluso en el caso de que esas represalias no estén bien fundadas, explicó en una larga entrevista con la revista Wired aparecida el miércoles.

Se trata de las primeras revelaciones públicas sobre la existencia de ese programa.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

De acuerdo con Snowden, ese tipo de respuesta automática plantea problemas, ya que los piratas informáticos habilidosos hacen pasar sus ataques por direcciones electrónicas de fachada. MonsterMind tomará, pues, represalias contra esa dirección de fachada, en lugar de contra los verdaderos culpables.

‘Usted puede tener a alguien en China, por ejemplo, que lanza un ataque a través de Rusia. Y entonces nos (podemos) encontrar contraatacando a un hospital en Rusia’, lamentó Snowden.

Snowden también declaró durante la entrevista que el programa es una amenaza a la privacidad porque requeriría virtualmente el acceso a todas las comunicaciones privadas provenientes del exterior para residentes en EEUU.

‘El argumento es que la única manera que tenemos de identificar estos flujos de tráfico malicioso y de responder a ellos consiste en analizar todos los flujos de tráfico’, declaró a Wired.

En la misma entrevista el exconsultor dijo que fueron unos comentarios deshonestos del jefe de Inteligencia estadounidense los que lo llevaron a filtrar a la prensa documentos sobre seguridad nacional. Aseguró que llevaba años perturbado por las actividades de la NSA, pero que tomó la decisión después de haber leído en marzo de 2013 que el jefe de Inteligencia, James Clapper, había dicho a una comisión del Senado que la NSA recolectaba, de manera ‘no deliberada’, información de millones de estadounidenses.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR