19° GUATEMALA
28/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

La guatemalteca Andrea Celeste del Valle descubrió una nueva cura para el cáncer

Mildrey Rincón
11 de marzo, 2019

Te compartimos la historia de Andrea Celeste, una guatemalteca exitosa que gracias a sus capacidades y sus estudios en Taiwán, ha hecho importantes aportes a la ciencia en los esfuerzos por encontrar una cura para el cáncer. Aquí nos cuenta su historia.

A sus 28 años, la ingeniera guatemalteca en Biomedicina y Ciencias Ambientales Andrea Celeste del Valle ha alcanzado un logro que muchos científicos sueñan con obtener: descubrir una cura para el cáncer, enfermedad que causa la muerte de 8.8 millones de personas al año a nivel global.

Del Valle vive en Taiwán desde hace 10 años, donde ha llevado a cabo sus estudios universitarios e investigaciones.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE

Ha sido una estudiante destacada, a quien se le autorizó prescindir de la maestría después de haber concluido sus estudios de licenciatura, para continuar directamente con su doctorado, que cursa actualmente.

“Aún es largo el camino, pero saber que no soy la única que confía en esta medicina me hace tener esperanzas de que triunfará”, indica la joven investigadora, que espera que este medicamento sea accesible para todas las personas. 

Del Valle enfocará sus estudios en los próximos años a combatir las infecciones bacterianas y, en un futuro, aplicar la medicina tradicional maya.

¿En qué consiste el tratamiento para tratar el cáncer y cómo lo descubrió?
Los tratamientos que hemos desarrollado consisten en una simple idea: minimizar la interacción de la quimioterapia con las células normales (o no cancerígenas) y aumentar la acumulación de la droga en el tumor.

La droga que llega al tumor hace morir a células cancerígenas, pero muchas sobreviven y ahí es en donde empieza la resistencia hacia la quimioterapia.

Hay estudios en clínica que han hallado que después de 50 minutos de quimioterapia se descubren células resistentes a la medicina en el cuerpo del paciente. Es algo que pasa casi instantáneamente en la clínica y no lo podemos evitar.

Ahora, la nanotecnología consiste en “empacar” gran dosis de medicina en pequeños “nanorobots” —hechos de hierro, oro, platino o carbón— y acumularla en el tumor para matarlo con mayor efectividad.

Te puede interesar:

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE