17° GUATEMALA
22/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

5 razones por las que debes ingerir frutos secos

Edgar Quiñónez
11 de octubre, 2021

Los frutos secos reciben tal nombre porque, a diferencia de otras frutas, todos tienen una composición de menos del 50 % de agua. Se consideran como uno de los alimentos más completos y energéticos desde el punto de vista nutricional, ya que son una fuente de ácidos grasos esenciales, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Existen muchas variedades, destacándose las almendras, las nueces, las avellanas y los cacahuetes. Hasta hace algún tiempo algunos tenían la falsa creencia de que su consumo producía un aumento de peso porque suponen un aporte calórico significativo y contienen grasas.

No obstante, se comprobó que son más sus beneficios. De hecho, pueden ser idóneos para apoyar los planes de alimentación para perder peso. Esto se debe a que sus lípidos son saludables y contribuyen a mantener la masa muscular aun dentro de un estado catabólico, según un artículo publicado en la revista “Frontiers in Nutrition”.


Esta nota también te puede interesar: ¿Cómo controlar el impulso de comer por ansiedad?


1. Los frutos secos mejoran la salud cardíaca

La alta concentración de ácidos grasos esenciales que contienen los frutos secos hace que sean uno de los principales aliados dietéticos de la salud cardiovascular. Su contenido en ácido alfa-linoleico disminuye el riesgo de las arritmias cardíacas y la acumulación de colesterol en las arterias.

Además, sus fibras y esteroles vegetales disminuyen los lípidos que se absorben a través del intestino. Así, facilitan su expulsión. Gracias a su contenido de arginina, un aminoácido esencial, mantienen los vasos sanguíneos elásticos y evitan la presión arterial alta.

Fotografía de Congerdesign en Pixabay, utilizada con fines ilustrativos.

2. Protegen la salud cerebral

Los pistachos y las nueces cuentan con un aporte significativo de aminoácidos esenciales y antioxidantes que protegen la memoria y la salud cerebral.

Además, su contenido en ácido fólico, ácidos grasos omega 3 y vitaminas A  y E mejoran la función del sistema nervioso central, tal y como evidencia un estudio publicado en el año 2019. Así, también pueden ayudar a disminuir el riesgo de demencia y alzhéimer.

Fotografía de Congerdesign en Pixabay, utilizada con fines ilustrativos.

3. Son antiinflamatorios

Los ácidos grasos omega 3 que contienen los frutos secos están relacionados con la disminución y control de los procesos inflamatorios del cuerpo. Por eso, la ingesta de estos alimentos podría ser clave en la prevención de algunos trastornos comunes y crónicos que cursan con este síntoma.

Fotografía de Susana Martins en Pixabay, utilizada con fines ilustrativos.

4. Mejoran la salud digestiva

Las principales bondades de este alimento para la salud digestiva se deben a su contenido de fibra dietética. Esta mejora la absorción de los nutrientes en el intestino. Además, facilita su movimiento para una correcta eliminación de los desechos.

Fotografía de Susana Martins en Pixabay, utilizada con fines ilustrativos.

5. Ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro

Todas las variedades de frutos secos están recomendadas para la salud de la piel, dado su alto contenido en vitamina E. Estenutriente con acción antioxidante ayuda a frenar el daño celular causado por los radicales libres. Así, puede contribuir en la prevención de las arrugas tempranas.

A esto le sumamos la acción de sus ácidos grasos esenciales y del la vitamina C. Estos contribuyen a mantener los aceites naturales y la elasticidad.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER