Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Princesa Diana Spencer: ¿qué es real y qué no en la nueva película?

Edgar Quiñónez
09 de noviembre, 2021

Spencer, una película de Pablo Larraín sobre una Navidad que la princesa Diana pasó en Sandringham a principios de los noventa, comienza con un sencillo mensaje. “Una fábula a partir de una tragedia real”. El director deja claro desde el principio que esta película es una obra de ficción. Y en muchos momentos eso es obvio, ya que el estilo de Larraín aquí es tanto surrealista como absurdo.

Durante la situación que narra la cinta, Diana, también conocida como Lady Di, se come un collar de perlas, y en otro, la paranoica princesa habla con el fantasma de Ana Bolena.

“Lo que obtenemos no es tanto un retrato auténtico como un conjunto de variaciones sobre el tema de Diana, que van de lo tierno a lo loco, y que subrayan hasta qué punto ella misma está siempre probando papeles”, escribió Anthony Lane sobre la película en The New Yorker.


Esta nota también te puede interesar: Reina Isabel II: quién ocupará su lugar


Diana Spencer una mezcla de ficción y realidad

La realeza pasa todas las Navidades en Sandringham, una mansión jacobina en Norfolk. Aunque se sabe muy poco sobre lo que ocurre exactamente en este refugio real privado, los detalles que se han filtrado apoyan la visión de Larraín.

Al parecer, los invitados son pesados a la entrada con una balanza antigua, y se requieren varios trajes para todo, desde la cena de Nochebuena de etiqueta hasta la ceremonia religiosa del día de Navidad.

Este último es el acontecimiento más destacado, ya que los fotógrafos y los fans de la realeza se reúnen habitualmente en el exterior de la capilla.

Kristen Stewart es la encargada de dar vida al icónico personaje de la familia real británica. Fotografía de la película Spencer utilizada con fines ilustrativos.

El matrimonio de Diana y Carlos

A principios de los años 90, el matrimonio de Diana y Carlos estaba llegando a un punto de ruptura, y la tensión era evidente en Sandringham.

El Daily Mirror informó de que en la víspera de Año Nuevo de 1990, tuvieron una pelea tan fuerte que la princesa condujo sola hasta una playa de Norfolk y “arriesgó su vida en un paseo solitario”. En Spencer, la Diana de Kristen Stewart también busca consuelo en el océano después de días de insoportable estrés marital.

Fotografía de CORDONPRESS, obtenida de la Revista Vanity Fair, utilizada con fines ilustrativos para esta nota.



SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR