21° GUATEMALA
28/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Chapines en USA
Chapines en USA
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿Puede la alimentación ayudar con los síntomas del agrandamiento de la próstata?

Edgar Quiñónez
04 de marzo, 2021

El riesgo de un agrandamiento de la próstata, también llamado hiperplasia prostática benigna, aumenta con la edad. La doctora Jennifer K. Nelson, dietista matriculada y exprofesora asociada de nutrición en College of Medicine de Mayo Clinic, señala que a los 50 años, la mitad de los hombres mostrará signos de hiperplasia prostática benigna.

Pero tener algunos cambios saludables en tu alimentación y tus hábitos de ejercicio puede ayudarte a controlar los síntomas de la hiperplasia prostática benigna, como el aumento de la frecuencia y la urgencia urinaria.

Aunque no hay una receta mágica, las investigaciones indican que estas medidas pueden disminuir los síntomas de la hiperplasia prostática benigna:

  • Evita los líquidos unas horas antes de acostarte o antes de salir.
  • Limita la cafeína y el alcohol, ya que estos pueden estimular el deseo de orinar.
  • Lleva una alimentación baja en grasas.
  • Come una gran variedad de verduras cada día.
  • Come unas cuantas porciones de fruta diariamente, y asegúrate de incluir cítricos.
  • Participa en una actividad física moderada o vigorosa la mayoría de los días de la semana.
  • Mantén un peso saludable.
Foto obtenida de https://pixabay.com/es/ utilizada con fines ilustrativos.

Más sobre la importancia de la alimentación

Jennifer K. Nelson, explicó que el papel de la proteína total en la alimentación y su relación con la hiperplasia prostática benigna no está claro.

Algunos estudios encontraron un mayor riesgo de hiperplasia prostática benigna en los hombres que comían más carne roja. Pero otros estudios encontraron un menor riesgo de hiperplasia prostática benigna en hombres con una gran ingesta total de proteínas, especialmente el consumo de formas más magras de proteínas como el pescado.

La doctora también indicó que los estudios sobre suplementos alimentarios y terapias herbales (como la palma enana americana, el licopeno y el beta-sitosterol) y la hiperplasia prostática benigna han tenido resultados mixtos. Pide consejo a tu médico antes de tomar suplementos.

¿Conclusión?

Los hábitos saludables, como el ejercicio regular, controlar la cintura, comer verduras y frutas, y controlar las grasas en la alimentación pueden ayudar con la hiperplasia prostática benigna y reducir el riesgo de disfunción eréctil, diabetes y enfermedades cardíacas.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR