18° GUATEMALA
30/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

La fotografía y el sueño americano en Guatemala

María Inés Rivera
27 de mayo, 2021

La fotografía es buscar plasmar a través de obtención de imágenes recuerdos, algo que nos gusta o algo que nos apasiona. Para el fotógrafo Carlos López Ayerdi la pasión es Guatemala.

Ayerdi es un fotógrafo guatemalteco reconocido, con más de 10 años en el campo de bodas. Por otro lado, es considerado el propulsor de la fotografía documental de bodas en Guatemala.

La creatividad del fotógrafo lo ha colocado como el mayor referente nacional en este campo.

En los últimos seis años, se ha dedicado a explorar la diversidad cultural del país, documentando el colorido y belleza de sus paisajes y de su gente.

Este miércoles Ayerdi nos acompañó en República para hablar de su pasión por la fotografía y la cultura guatemalteca. Por consiguiente, nos habló de cómo encontró su sueño americano en el país.

¿Cómo inicia su trayectoria en la fotografía?

Uno como ser humano nunca sabe a lo que viene a este mundo, arrancó diciendo Lopez Ayerdi. Primero, uno se empieza a ser preguntas sobre la propia existencia cuando uno quiere sobresalir en este mundo, cuando uno desea ser alguien, resaltó.

El fotógrafo se casó de 19 años y a partir de entonces empezó a trabajar. Ayerdi tenía una empresa que importaba electrodomésticos de Estados Unidos y traía muebles de Brasil.

Nuestro invitado contó que como empresario y administrador no le fue muy bien. Por lo tanto, cuando tenía 38 años quebró su empresa.

Para el fotógrafo fue una situación difícil pues a los 38 años uno piensa que ya se debería tener una estabilidad económica y vivir una vida tranquila. Yo estaba quebrando a esa edad, resaltó Ayerdi.

Sin embargo, tras trabajar en esto durante tantos años el se dio cuenta que era algo que no le apasionaba. Al lado de esto la fotografía siempre estuvo, cuando Ayerdi tenía tiempo libre lo dedicaba a tomar fotos.

Fue hasta que fracasé, que empecé a tomar mi cámara.

Carlos López Ayerdi

El fotógrafo cuenta que fracasó, dejó de fumar y empezó a correr. En las carreras de 21 kilómetros notó que se tomaban fotos, pero el creía que se podía hacer algo mejor.

Fue entonces cuando empezó e n la fotografía de las carreras y después vino la historia de crear un sueño, hacer lo que más le gusta. Por lo tanto, fue cuando vinieron sesiones de familias y de bodas. En la actualidad su pasión más grande es Guatemala.

¿Fue fácil incursionar en la industria de la fotografía, que lo hizo resaltar?

Primero, Ayerdi empezó diciendo que la creatividad y la pasión son importantes. Sin embargo, el fotógrafo considera que la creatividad es lo más importante e indispensable.

Con pasión no podemos vivir de la carrera en la que nos estamos desarrollando, por lo tanto, la creatividad también debe acompañarle. Ambas son indispensables para resaltar en el campo que uno decida desarrollarse, en opinión del fotógrafo.

Ayerdi se considera el fotógrafo más caro de Guatemala, pero no el mejor. Sin embargo, su creatividad empezó por ofrecer sus servicios de fotografía más caro.

Pueden haber 1,000 fotógrafos, pero resulta que hoy en día hay muchos que siguen una línea y no salen de ahí porque no explotan la creatividad, explicó el fotógrafo.

Hoy Ayerdi está en varios proyectos que han nacido justo de esa creatividad.

Lo segundo, es tener en cuenta que las oportunidades siempre existen. Cuánto hace falta por inventar, pero la creatividad es lo que manda ser diferente y triunfar en lo que se hace, resaltó Ayerdi.

Tenemos la capacidad de hacer cosas y cumplir el sueño americano en nuestro país.

Yo mi sueño americano lo he cumplido aquí, resaltó el fotógrafo. Ayerdi se siente una persona realizada por la oportunidad de poder vivir del trabajo que le apasiona.

¿Qué hubiera hecho distinto en su trayectoria?

Todo lo que he hecho en mi vida me lo he disfrutado, resaltó Ayerdi. El fotógrafo explicó que no se arrepiente de haber encontrado la fotografía antes porque si la hubiera encontrado y hubiera tenido el éxito que tiene a nivel personal, otra sería su historia.

Cuando uno tiene mucho éxito y uno no tiene la madurez para aceptar ciertas cosas. No cambiaría nada de mi vida, resaltó el fotógrafo.

Todo, incluso el fracaso, fue importante porque le permitió encontrar la fotografía. Si damos un mal paso, es importante darnos cuenta que estuvo mal y corregirlo inmediatamente.

¿Cuál es su proyecto favorito?

Cada proyecto ha sido distinto, explicó Ayerdi. Por ejemplo, 30 días por Guatemala fue una experiencia de pasear 30 días por el país, en un carro, comiendo y disfrutando de nuestra cultura.

Después con Hacia Nuestras Raíces, fueron 6 meses en los que estuvo compartiendo con familias del país.

Por otro lado, temas como la gastronomía que ha resultado delicioso. Además, también esta remesas con rostro e identidad, que es un proyecto de escribir historias, lo vivo y lo lloro, contó Ayerdi.

El migrante es más de lo que parece, al fotógrafo lo que le interesa es conocer su historia, sus momentos más difíciles y cuáles son sus logros.

Para lograr sus sueños, nuestros migrantes han tenido que pasar muchos sacrificios, son historias que conmueven y nos ayudan a conocer de qué estamos hechos los guatemaltecos.

¿Cuáles son los consejos para alguien que quiere incursionar en la fotografía?

Los consejos del gran fotógrafo fueron primero, no seguir una línea. A pesar de que uno tiende admirar a alguien en el campo en que se dedica, es importante no querer el mismo camino, no vayamos tras los logros de alguien que admiramos.

Para tener éxito en la vida hay que ser auténtico, resaltó Ayerdi. Por consiguiente, creativo y acompañado de una pasión.

No hay que compararse con alguien más, cada quién debe crear su propia historia de éxito en el campo en donde se realiza.

Pueden conocer más de Ayerdi tanto en Facebook, Youtube e Instagram, encontrándolo como López Ayerdi.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER DE VIVE